2010

"BIENVENIDO A MI BLOG"

31 de enero de 2012

AMOUR SOUS L´ LUNE

Por ALEJANDRO RAMOS
 (Ibagué - Colombia)

I

A mi lado un libro...  Al otro mi flauta.
 En mis manos el viento,  en mi lugar la soledad.
 En mi mente la imaginación,
 Fantasías con tu presencia,
 Con mi arma más  fuerte pienso;
 Con los ojos cerrados y mi musa abierta.

 Siento el calor de tu piel, acaricio tus cabellos,
 Beso tus labios, amo tu esencia;
 Y te desnudo lentamente.
 Detallo  cada parte de tu silueta,
 En la soledad de mi habitación.
Y; pienso  en tu cuerpo, en la pasión y en tu amor.

 Incidencia casi diaria… Solo cambia el libro…
 Las horas sin ti… son cada vez más eternas.
 Las horas sin ti… Son una fatalidad cada vez adversas.
 Las horas sin ti… Son para pensarte, para escribirte…
 Evidentemente son para amarte, para amarte…!
 Esta noche… Nuestra noche…

II

 Mi cuerpo en tu alcoba; tomando la tuya.
 La luja a tus espaldas opacándote…
 Desnudándote  naturalmente…  Así como un girasol que busca el calor.
 Desnudándonos  libremente…  Así como la sangre
Que recorre nuestros cuerpos.
Porque esta noche  soy tuyo
 Y tú te entregas a mi dulcemente.

 En este momento totalmente seguros de lo que hacemos.
 Nos volvemos uno, sin la necesidad de hablar
 No solo se unen nuestros cuerpos;
Sino también nuestras almas conversan en silencio.
 Dos vidas diferentes ahora caminan juntos.
 Adheridas por la pasión y la locura.
 Porque esta noche…  Nuestra noche,
 Nuestros seres fluyen en el mismo cuerpo.

III

 El tiempo avanza la pasión aumenta…
 La unión está a punto de empezar.
 Al amanecer todo se habrá consumado;
¡Pero el tiempo no importa…!

 Los segundos habrán pasado…
 Pero en mi memoria se repite infinitamente.
 Porque esta noche es nuestra noche.
 Solo tú y yo  conocemos  lo que vivimos.
 Se hizo bajo la mirada dulce de la luna…
Ella  fue testigo  de esta bella historia.
Una historia que ni siquiera el tiempo podrá borrarlo.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Colombia, Enero 2012

28 de enero de 2012

DESDE LA PRISIÓN

 Un homenaje a la Camarada Maritza.


DIÁLOGO CON UNA COMPAÑERA

(Un tiempo alejado de la Libertad en alguna parte que no quiero nombrar)
………

VERSOS DE LIBERTAD

Yo no soy agente de la Justicia,
 Ni símbolo de la LIBERTAD

Tan sólo soy el prisionero de una causa
Que busca con rigor, la verdad.

Soy testigo de la miseria
De la tristeza y la crueldad.

Yo no soy Poeta del mal
 Ni el Poeta del bien
 Pero sufro el Dolor
De mi Pueblo.

 Y tan sólo quisiera ser
 El abrigo de las Masas
Que sufren de hambre y sed
 El frío inunda sus venas
 Marchitando
Sus almas y debilitando
 El latido de su noble corazón

¡Juventud!
Si me escuchas hoy
No juzguéis mis palabras,
Juzga mis malas acciones, mi vicio
Mi cobardía o mi deslealtad.

No juzguéis si soy o no soy culpable.
Por estar en esta prisión.
Si lloro y rio,
No ha de importar hoy.

Tal vez es la risa la que expresa mi llanto
O tal vez;
Es el llanto la que expresa mi risa.

En fin si cortan mi lengua callarán mi voz
Y aún me quedarán las manos
Para gritar lo que soy.

TRILCE

…..


POETA Y COMPAÑERO

Tus besos son las delicias de mi alma
Se quedarán grabados en mis labios

Y serán de una buena compañía durante
El poco receso de este recinto penitenciario.

Oh mi triste caballero de ojos claros y voz
Prominente, no dejes que también encierren
Mis palabras.

Te dejo por algunas horas pequeño Poeta solemne
Hombre de poca sonrisa y mirada profunda

Has de mis ideales un poema que ni la espada lo destruya
Has de mis besos una voz única y revolucionaria

Has de mis brazos una arma inmortal oh Poeta solitario
Has de la aroma Peruana un café imaginario.

Oh mi poeta dulce y arrogante no me olvides hoy
Llevo tu voz de guerra en lo más profundo de mi ser.

No es un adiós eterno solo un hasta luego triste
Mi fiel compañero, contigo se va mi alma.

MARITZA.


……

DAMA DE LAS DULCES TARDES

Elegancia en tu voz y belleza en tu corazón
Prisionera de la verdad y musa de la batalla.

Beso tus versos y acaricio tus manos
Si un día me has de faltar oh mujer
No tendré donde apoyar mis pies.
Y cubo donde puedan mis lágrimas verter.

TRILCE

…..


HOMBRE DE SONRISA TRISTE Y MIRADA MISTERIOSA

Amo tus versos y adoro tus ideales de libertad.
Espérame en el mismo café, en el mismo lugar.
Cantaré la canción que escribí para ti . Adiós.

MARITZA


Adiós deidad de la luz y las sombras.

TRILCE

Maná - Amor Clandestino

27 de enero de 2012

BRINDIS DE LA MUERTE

Por TRILCE









I


Un quinteto, cinco hombres llegaron al lugar
Cada uno de ellos con una historia real.
Después de recorrer el mundo se juntaron otra vez.


II


El primer hombre levantó la copa y dijo:
Yo brindo por este gran día de volvernos unir.
¡Salud camaradas, salud por esta nueva unión!.


III


Era el segundo hombre con voz de orador.
Brindo por mi familia y el éxito profesional.


III


Yo brindo por mis hijos, mis razones de vivir
Por ustedes  y por otras cosas también.


IV


El cuarto hombre por tonterías.


V.


Llegaba el quinto hombre.
Las miradas se centraron en él.
En una pausa de silencio total.
Todos bebieron un sorbo de licor.
¡Yo brindo señores, porque mañana 
He de morir!.



26 de enero de 2012

LUCES DEL SOL

Por TRILCE



DESEO, PASIÓN Y FURIA


A ella que aún no existe, lucha por llegar al mundo.


I

Una voz silente.

Es suave, tenso, es tan cruel como la lluvia de fuego que arde la pradera. Aquella voz no muere, grita a cada segundo, se queja, perturba y calla.
Regresa de pronto, es como una espada desenvainada, reluciente, tiene la mirada de guerrero. No tiene sed, ni siente nada, esa voz no tiene calma.
A veces el grito es sibilino, de pronto irascible, no duda ni se inmuta.
¿Acaso es un llanto? ¿Será que el viento no me deja oír libremente? Hay una larga pausa de silencio. mi mirada se pierde en la oscuridad de la noche y la brisa empieza enfundarme los ojos.
Nuevamente aparece el sonido esta vez es distinto, va empezando lentamente como la lluvia y poco a poco va enarbolando su melodía. Sin duda es una voz solitaria.

II

Nocturno.

“Por ti, ando sobrecargado de deseo, Por ti no soy un hombre, soy todo los hombres”

Te besaré como si fuera devorar un libro, buscaré con mis labios cada partícula de tu delgada anatomía, haré mil versos en tus pechos y morderé tu inocencia. No tendré piedad de ti, no oiré tu suplicio, me encargaré que mis huellas sean perennizadas en tu piel.
Haré de ti un poema, entraré en tus ojos y navegaré en tu alma. No quedará espacio alguno ni para una gota de lluvia que pueda caer, todo será tomado por mi ansiosa boca; por mis manos y si no pudiera terminar, será mi lengua que se encargue de la tarea. Caminaré en tus venas, descargando mi furia cada segundo. No quedará nada de ti que no haya sido bebido por mi, saciaré mi sed en tu sexo y mataré tus suspiros a través de mis besos.
Te haré mía una y mil veces más, no quedará nada de ti, nada más podrás perder después de mi, ni un beso, ni una sonrisa ni siquiera una mirada. Todo intruso se irá con un fracaso y tú siempre serás mía en la penumbra, en la soledad, en el misterio y en el deseo. 
Así fenece la noche, eh así termina esta travesía, todo de ti queda en mi, todo de mi queda en ti, nada me guarde, no tuve piedad de ti; tal como Tú me lo pediste, te hice mía infinitamente.


III

“Una Pasión, mi Vida, mis Sueños, mi Destino y mi Muerte; la Literatura”

No aquél que escribe unos cuantos versos ya es un Poeta; ni aquéllos que pregonan un libro son cantores de novela. Un poema no es un mero hecho de tomar una pluma y escribir unas líneas. Hacer poema es volar, sentirse en el aire, navegar en las mareas del silencio; es verter cada gota de lágrima en la penumbra.
Es caminar por las gotas vacías de lo innato, cubrir de besos lo prohibido y darle vida una piedra.
Hacer poema es fornicar en el Espacio, es tener el mundo a tus pies; es soñar lo inimaginable, es ser el propio dios y tener orgasmo con la virgen maría.
Hacer poema es morir mil veces sin quedar bajo tierra, donde los bárbaros se quejan; las viudas aúllan y las vírgenes se masturban. Hacer Poema es caminar por el riaje sin mojarse las plantas, es arder en el fuego sin quemarse la piel. Es reír sin saber reír; es llorar sin saber llorar.
Hacer poema es vaciar el alma en un papel, sufrir en silencio, amar en silencio y morir en silencio.
Hacer poema no sólo es escribir.

No aquél que escribe unos cuantos versos ya es un Poeta; no todos conocen aquella pasión ni buscan saciar su sed a través los versos. No todos están dispuestos a morir para vivir.
No aquél que lee unos libros ya es un gran lector; ni aquéllos que buscan la pasión por la poesía y la lectura la han de encontrar. 
Ser Poeta es amar y desear hasta a la muerte.

AUSENCIA


Por TRILCE


Hoy te llamé.
No estabas.
Era la madrugada silente,
No pude tocar tu voz.
Te llamé para calmar mi sed
Y terminé en un desértico silencio.
Las horas sin ti;
No son más que una sombra lejana.
Eres voluble, perversa y a veces hasta
Finges una misteriosa ternura.
No le temes a nada.
Te llamé a gritos.
Mi voz se perdía en una lejana jungla.
Hoy quise tus alas cubriendo
Mis ojos. Quise amarte por momentos;
Y no estabas.

TORRE DE MARFIL


Por TRILCE





(reeditado)

Para ser poeta señores,


Hay que ir más allá
De los sabios consejos
Del gran señor Bukowski.



No basta con beber buenas cervezas
Dormir hasta el mediodía.
Ganar las apuestas en el hipódromo

Y cogerse buenas mujeres.


Hay que ir más allá de eso
tener fantasías sexuales
Con todas las vírgenes.


Si es posible con María
Que fue la pionera de la zoofilia
Al renegar del pobre pene de José,
Cambiandolo por blancas palomas.
No basta con ser un eximio borracho,
Es cierto que eso es condición.


De todo mortal que aspire a escritor;
Pero hay que explotar su efecto deshinibidor
Y; llenar de palabras sinceras el papel.

Porque están por ahí los que acometen,
Mil inmoralidades por segundo.


Y; luego frente al papel y pluma en mano
Con una vocación de gran esquizofrenia.
Ensayann versecitos edulcorados.
Y bellas historias de hadas sin vaginas.



Sugiero no ser dogmaticos,
Con la verdad revelada del profeta Bukowski.
E ir más allá de lo normal y la moral.
No andar prostituyendo musas,
Ni lucrando con sus carnes.

Para ser Poeta señores,


No sirve decir dulces palabritas.
No basta caminar en el fuego,
Ni temer a la muerte.



.................

                          Santiago de Chile 2006
 
 
*****
 
Todo los Derechos Reservados


 

24 de enero de 2012

RECITAL DE VERANO


ENIGMA II


POR TRILCE







Allá donde terminan las tristezas,
Se borran los recuerdos;
Y empieza el silencio.
Camino lentamente sin dejar
Sombra.
Voy sembrando en el corto espacio,
Palabras, sueños, frases y melodías
Sin nombre.

Invento una fiesta donde las mujeres
Sostienen las estrellas con las manos.
Y los niños miran con sus ojos límpidos,
Las nubes lleno de versos, esperanzas
Y árboles.

Allá donde muere el pasado
Invento nuevas historias y caminos.
Donde la palabra es la libertad
Y los ojos besan nuevos sueños.
Invento manos que dibujan  tu nombre,
Aldeas que renacen de las cenizas,
Y caminos que conducen a otro
Horizonte.

Allá donde el silencio busca una mirada
Y el viento  se lleva las lágrimas.
Invento un poema que alegre
Tu alma.
.....................

23 de enero de 2012

RECITAL DE VERANO



ENIGMA  I


Por TRILCE


Qué risueño son tus ojos.
Leo tus palabras e imagino
Tus labios.


Ayer te dije que eras
La mujer pirata.
¿Lo recuerdas?


Te quedaste en silencio ... (sonreías)
Me dijiste que amabas 
La naturaleza;
Y, que jamás me olvidarías.


Estos versos a tu nombre.
Y, ¿Quién eres tú?
¡Qué importa!
A pesar del misterio.
Hay una palabra enigmática
En tu mirada,
Y me gusta.


Te escribo mañana un nuevo poema
Y, ya no habrá sombra
Ni silencio.


Lee con tu voz de ave cada palabra
Que salen de mis manos;
Y olvidarás algún mal recuerdo
siquiera por un momento.







19 de enero de 2012

EROS


I

Aquel que camina sin rumbo y sin amor
Camina amortajado hacia su propio funeral. 


Pero todo sería distinto si no falta la pasión,
Cuerpos y almas, deseo, cantos, amores y salud.


La vida, la soledad y  todas las esperanzas a favor,
Todas las pasiones, bellezas, delicias de la tierra y el mar.
Todos los sentimientos en la luz, el líbido a mil, 
Todos los contiene el sexo, las gotas que destila la pasión.


Saldrán muchachas arcaicas, monjas, curas, hasta el opus dei
 Presidentes, monseñores, congresistas, todo aquél                                  
Que se ensañe contra mis versos y hablar de pudor.

Los mismos que visten de gala y máscara de cristal                                  
Son los mismos que disfrutan de los manjares del placer.


Apenas sepan quién soy buscarán como ayer ,                                     
 Borrar mis manos y cubrir mis poemas de hiel.


No exploto el morbo ni expreso falta al pudor  .                                         
 Solo canto al amor y sus pasiones en su máxima expresión.

Bien dicen que el sexo es la salud corporal y mental                                              
Filtro de tu sangre y la terapia mundial.
Aprovecha el día… aunque el viento sople en contra, 
Y muera la ilusión;
La poderosa obra continúa y tú puedes aportar                                          
Alguna estrofa mi buen amigo (a) o lector.

----------------

TRILCE

18 de enero de 2012

ENTRE LA PASIÓN Y EL AMOR

                                                              ( Reeditado)
Por TRILCE


CAPÍTULO IV 


   El Amor es la respuesta primordial de la soledad; no es una abstracción, sino una energía real o una gama de energías, que tú mismo puedes crear y conservar dentro de tu ser. Se trata simplemente de amar; el amor hace que el miedo desvanezca, no puedes sentir ningún temor si sientes amor.  Como todo es energía y el amor abarca todas las energías, todo es amor y expresarlo es la manifestación más real del Ser. 
El orgullo es un obstáculo para expresar un sentimiento y la comprensión para recibirlo; si se vence el orgullo, se vence el ego y se llega a comprender la vida; y,  se llega amar..."


   La pasión es la respuesta del amor, una emoción definida como un sentimiento muy fuerte hacia una persona, tema, idea u objeto.  Así; pues, la pasión es una emoción intensa que engloba el entusiasmo o deseo por algo. 
La pasión es la multiplicación de los sentidos, el frenesí absoluto, una pregunta con miles de respuestas, un misterio, una sensación desconocida y la población de nuestros sentidos. De allí podemos concluir o resumir de hacer las cosas con pasión: "Soy un apasionado a la literatura", "Hacer el amor con mucha pasión", "Trabajar con pasión", "Amar apasionadamente", etc, etc.


   El amor no es una pregunta ni mucho menos una respuesta. El amor es un espacio entre el espacio, es un vía que te conduce hacia lo desconocido, es naturaleza infinita que un ojo humano difícilmente llega comprender, es el idioma del alma y el lenguaje del corazón. 
El Amor no desvanece y no muere, tan solo deja de respirar por un segundo o por un periodo largo.  Descansa...
  El amor no se queja ni sufre, no exige sino ofrece y libera el alma; yo no he llorado por amor, no me he quejado cuando amé y fui amado, lo que si he llorado es por desamor, los amores imposibles no existen; puede ser una amor en silencio o un amor no correspondido, pero no imposible. La vida es amor y el amor es la vida, por amor existimos y para amar vivimos, es la naturaleza humana que nada puede destruir.


La pasión puede caminar sin en el amor, no necesita del amor para existir y torcer al hombre; el amor sin la pasión es un amor suave, límpido y mucho más real; y la pasión sin el amor es una elocuencia desenfrenda, es la manifestación total de deseo por las cosas, peligrosa en muchos casos pero frágil y sensible también.
 
*****

16 de enero de 2012

KUNDERA : ENTRE LA PASIÓN Y LA REALIDAD

UN BREVE ESTUDIO A UN GRAN AUTOR EN HONOR A SU NUEVA PUBLICACIÓN

POR TRILCE


No ha sido sencillo comprender a Kundera; mucho menos sentirse capaz de nadar en el inmenso océano de sus letras; debo reconocer que autores de la talla de Sartre,  Bukowski, Unamuno fueron más piadosos con mis albores literarios.

   Pero la pasión por la lectura, esa inquietud de adolescente, los deseos de mirar lo invisible me llevaron adentrarme en la biblioteca Kundera y realmente descubrí un enorme pasadiso hacia lo desconocido; leer en varias ocasiones "La Insoportable Levedad del Ser" me hizo quedarme allí.
   La Novela no es una denuncia como muchos creen, es la elevación de un sentimiento frágil y agotado de una sociedad caduca como la Europa de la época, es la estrecha relación entre la duda y la razón en medio del caos social, el amor que intenta librarse de la represión frenética de la sociedad, lleno de vacíos morales y argucias burocráticas. 

  Libros como "La Broma", "El libro de los amores ridiculos" Son fundamentales para mostrar con sarcasmo la imagen de una sociedad comunista represiva. No hay manera de dejar al autor de "El libro de la risa y el olvido" sus letras estarán impregnadas en el universio literario, después de todo aún reviso las páginas marcadas y ahora con "Encuentro" (2009) voy llegando a comprender el sentido de la vida, de las cosas que existen y no sabemos realmente para qué.
  En efecto, aunque el autor reflexione, como confiesa al principio del libro, sobre sus «viejos temas existenciales y estéticos», lo cierto es que en este apasionado -y apasionante- «encuentro» con algunas obras maestras de la literatura, la música y la pintura, el escritor checo aborda cuestiones hasta ahora poco o nada transitadas en sus libros anteriores.


----

Agosto 2010

15 de enero de 2012

TIEMPOS DE SONRISAS; TIEMPO DE SUEÑOS, TIEMPO DE DOLOR Y MUERTE.


AMANECERES TRANQUILOS.


 
18 de  Julio del 2004

 

                                                                               II
(...) Desperté sobresaltado; luego de un misterioso sueño, la mañana viajaba tranquila, los primeros rayos de luz penetraban a mi solitaria habitación. Mis temblorosas manos toman el celular, mi índice derecho se resiste a marcar los eternos números. Después de tanta resistencia  he logrado digitar los números, mis oídos no pueden creer lo que acaba de escuchar. “deje su  mensaje, volveré a las 6  P. M...”,   Un efecto de duda navegaba por mi mente.

 

  El orgullo y la arrogancia dominaron mi ímpetu, una especie de sortilegio inunda mi corazón. Soy libre, hoy día dejaré mis fantasmas en casa, me dije. Me doy cuenta que estoy caminando sin rumbo, desorientado, un saludo diplomático de una hermosa dama me despierta de mi taciturna travesía. Ahora, me dirijo a la casa de un buen amigo. –“Trilce has resucitado, veo en ti un cadáver...”. No pasaron ni 15 minutos y las melodías  ayacuchanas sonaban en toda la habitación de mi amigo; y los onomatopéyicos sonidos de la botella al destaparse empezaba una nueva vida. (...)

 
                                                                  NOCHE DE TRÁGICA.

   19 de Julio del 2004

                                                                                III

 

(...)  Es tarde, el  astro rey resiste ocultarse, la Noche anuncia su llegada, los pájaros picotean las primeras estrellas. Otro fuerte dolor en mi pecho oscurece mi sonrisa lejana. Estoy solo, mi compañero de la Bohemia está perpetuado en un inmenso sueño.

  Salí apresurado sin conocimiento de nada, sin idea , sin destino. ¿A dónde?. Cómo la buena suerte está al lado de todo Bohemio, en la calle próxima me encontré con una Dama, de belleza sin igual, esbelta, de unos ojos  que brillaban como dos luceros en plena alborada.

La sensación de amor me embargó plenamente, al bordo de su automóvil rojo, me sonríe tiernamente, su dulce mirada  me dice que  suba al volante. Acepto la invitación con sumo orgullo, la sorpresa no era de esperarse; la dama era la vecina, la soltera más codiciada de la residencia.

  (...) “es para mi todo un placer llevarlo...”  me decía mientras conducía, con un talento espectacular movía los cambios de su coche, sin perder la su agradable sonrisa. Yo sólo pensaba en Nicol, la nombraba cada  momento, en el rostro de la dama fenecía la alegría.   -“Ud. Tiene novia” -la pregunta me cae como un baldazo de agua fría en pleno invierno capitalino. Quise afirmarle; pero algo me detuvo, la beldad embelesadora de su cuerpo. Era demasiada bella para este mundo. Los excesos de licor en mis venas y el abandono repentino de Nicol, ayudaron a decir un no rotundo. -Nicol es alguien que amo sin límites, la patanería de negarla me hacia que me odiara a mí mismo; ¿pero qué, si ella se ha ido sin decirme nada.?

  La noticia regó el rostro de la dama de un color inimaginable, aparcó el automóvil en un carril silencioso. Nos mirábamos fijamente; siento besarla, sus provocativos muslos blancos hacían que no me resistiera. Ella se acercaba cada vez más a mi rostro, sus manos jugueteaban en mis piernas. Yo huía de sus besos, sentía como si estuvieran a Nicol en mi frente, quejándose de mis actos nada trilcianos. La mujer logró sus propósitos, a pocos segundos ya era su esclavo, alimentándole de aire, me besaba apasionadamente, como nadie hasta ese momento.

 
El reloj señalaba las 8: P. M. El eco de los resortes del asiento posterior despertaba mi embriagadura. Mi corazón anunciaba un nuevo dolor, aún más fuerte; la risa que dibujaba la dama en mi rostro se iba perdiendo su colorido, veía en ella a Nicol. OH amada. La sonrisa coqueta de la dama me platicaba  muchas cosas que yo no entendía, su mirada  brillante me decía que era la final plácida para ella.

                                                                         IV

 

El automóvil corría a 90 Km. , tenía que llegar cuanto antes a casa. Aparcamos en su cochera, sigilosamente bajé del auto y abro mi habitación; no podía creer lo que mis ojos veían. Mi amada me esperaba con su túnica oscura, inusual en ella. Me grita, me acusa de infiel, el mundo se me viene encima, siento morirme en ese instante. No amor, este es una pesadilla, la dama del automóvil rojo me sorprende con su ingrata presencia, se abalanza  en mis brazos y me besa ante el estupor de mi amada.

  De pronto una ruido extraño sale de mi biblioteca, un olor nada agradable, sin mediar palabra alguna apresuro en cerciorarme  que ocurría en el interior. Mis libros son consumidos por los enormes fauces del fuego. Grito desesperado, lloro y me abrazo a la dama que me acompaña. -Nicol a desaparecido. Los sonidos de las sirenas, sollozos intensos. (...)  .

Busco a Nicol, un hombre de rojo me toma fuertemente, no me permite ingresar a salvar a mi amada, en eso sale otro hombre con  ruso, me pide calma, algo que yo no acepto. “ella no se ha podido salvar, pero salvó a tu fiel compañero...”  (...)

Estoy sumergido en un mar de lágrimas sin poder salvarme.

 
-Alguien toca la puerta. ¿Dónde estoy?. Escucho a lo lejos una música.

Estoy sentado en  la alcoba, siento que he llorado, las lágrimas en los ojos me afirman, es 6:30 A. M. Ha sido un sueño. Si, un miserable sueño.

 

                                                                    EL BESO DE LA MUERTE.



                                                                                                                                                                                                                            "Me miraba con  tristeza, presentía que me dejaba, sus ojos tan bellos..."

21 DE Julio del 2004.

 
  Todo el día no podía comprender el sueño tan miserable, terrorífico y misterioso; al caer la tarde me senté bajo la penumbra, intenté comunicarme con Nicol pero sin resultado positivo. El celular estaba apagado, por momentos pensé que ella me abandonaría. No, son tonterías, me senté en el escritorio, tomé una hoja y escribí algunas líneas. No, no podía seguir así, tenía que ubicar el paradero de Nicol; pero, ¿A dónde? Una larga pausa de silencio era la respuesta.

  La Noche empezaba a reinar, la intranquilidad me seguía aquejando, caminaba de un lado a otro, esperanzado a recibir una llamada. Mi reloj marcaba las 8 P. M., ruso me sonríe; luego su aullido funéreo me asusta completamente. Por fin, suena el celular, me desespero, no sé si responder, algo en mi interior me dice que no lo haga. Tomo el aparato, veo la pantalla, definitivamente no es Nicol. Mi  cuerpo desvanece de miedo, la melodía del móvil persiste. Tomo el celular y respondo. Una voz desconocida me dice que en espacio de 15 minutos debo encontrarme con ella    – es una emergencia.

(..)

 

                                                                                III

 
  La  dama  venía a mi encuentro, me  saluda como si nos conociéramos de mucho tiempo.  - Buenas noches. - ¿Usted es el joven Trilce?  Está hablando con él mismo, señorita.  –“Bueno, lo que lo voy a decir es una desagradable noticia, prométame sea lo que sea, mantendrá la calma”.  No podía más, mi corazón empezaba a latir fuertemente, la sangre se me helaba lentamente.
“Mire joven,  UD. Entenderá, soy Margot,  mi hermana es amiga de Nicol”.  Una pausa de silencio reinaba  al momento. Pensaba que mi amada se había marchado con su madre. –“Ella está en el hospital, no es muy grave, tuvo un accidente...”

 
No pasaron los 20 minutos, ya  estuve en la puerta de emergencia. Un corpulento hombre de tez morena me pide la identificación. La desesperación olvida todo, no llevaba conmigo el maldito documento.  – “UD. no puede ingresar...”   era la enérgica voz del vigilante. En ese instante aparece una dama de  vestido blanco, sin lugar a dudas es una  “vieja” amiga. Me saluda amablemente.  -“Trilce buenas noches, UD. Estas horas en este lugar”.  Era la enfermera que entraba de turno, una ex compañera de luchas sindicales, la más leal y convicta luchadora social de la ciudad.

  La arrogancia del portero feneció, cuando Sara, me identifica como el presidente del Frente de los intereses de la ciudad y el Secretario General de la Federación de estudiantes-FE.
 

                                                                       IV

 

  Cama 20, planta 3, emergencia, se escucha por los altoparlantes,  Sara no me abandonaba, me lleva hasta el lugar. Otro muro de impedimento no me dejaba ingresar; pero esta vez ya tenía quién abogaba por mí. (...)

Allí en esa cama nebulosa, estaba tendida Nicol, respirando artificialmente. El cardiograma marcaba en sentido del reloj, los deseos de muerte asomaba por mi mente. - ¿Por qué Nicol?, no podía contener  el llanto, gruesas lágrimas inundaban mi marchito rostro. (...)

-“joven descanse, ya es tarde” eran la palabras de la enfermera. No, no me moveré de este lugar hasta ver sonreír a mi amada. El viejo reloj  del hospital marcaba  5:30 A. M. Yo seguía sollozando lúgubremente. En ese instante llegaba Sara.

  El doctor nos invita cordialmente abandonar el lugar, el estado de coma en que se encuentra, necesita de mucho silencio. Minutos más tarde, una esperanzadora noticia endulza mis oídos.  -“Reacciona lentamente.., pero el pronóstico es reservado, ha perdido mucha sangre. Traumatismo encéfalo-craneano” . Las palabras poco alentadoras del galeno me trata de calmar, sin embargo, algo en mi pecho, una especie de corazonada me dice que debo esperar lo peor. El relicario que llevaba en mi pecho, un grato obsequio de Nicol aprisiona mi cuello, veo el dije, este como si llorara también perdía su color, alejaba su brillo.

 
  El Doctor me invita a pasar, sigilosamente entro y veo a Nicol sonriente. Lleno de júbilo me acerco hacia ella, lo beso la frente, intenta decirme algo ininteligible. -No amor, no digas nada, te pondrás bien...ella persiste. Sus ojos quietos me miran fijamente.  - “Trilce perdóname..., perdóname...”  Su voz gutural  se oía triste. Si muy triste.

  Me acerqué  a su rostro, le dije que la amaba, quise besarla, ella acepta, ya entendía nuestra comunicación amorosa. Mis labios viajaban lentamente hacia los suyos, la besé tiernamente; sin imaginar maldita sea, que sería el último beso. El beso de la Muerte. Palidecía como una rosa al caer un rocío, miro el cardiograma que aceleraba hacia la izquierda. Grito desesperado, el Doctor toma el respirador, golpea el pecho de mi amada. Que hora tan miserable. No hay nada que hacer, Nicol mi fiel y leal compañera, mi eterna amada, ha partido hacia el misterio. La mitad de mi ser se ha ido con ella, se fue la luz de mi camino, mi amor, mi vida. (...)

 

                                                                                    V

 

Maldecía a todo el mundo por la muerte de mi amada, me maldecía a mí mismo; mi vida, llegaba a su final, primero mi Madre, ahora  Nicol. ¿Para qué existir? Lo admito, traté de hacer lo que un cobarde, pero, siempre que intentaba aparecía el rostro de mi MADRE  y de Nicol suplicándome que no lo hiciera...

 

Han pasado seis largos meses y hoy es como si hubiese sido ayer, aún no olvido, temo no hacerlo nunca, aquella madrugada, los más miserable de mi existencia. Hoy he culminado esta elegía y empiezo a prosar de  esto versos. (...)


 



Este es el poema de mi dolor,

Lágrima a lágrima lo escribí,

Serán mis versos como un rielar,

Por cada verso para llorar;

Porque es el poema de mi dolor.

Mi amada se fue a la Muerte,

Partió la misterio mi amada.

Iba....

------------------

TRILCE

14 de enero de 2012

Romeo Santos Feat. Usher - Promise (audio)



Una bachatica para disfrutar la tarde, lo nuevo.

Babasónicos - Mareo (vivo)


Poema hecha canción.

Bunbury - Aunque No Sea Conmigo


Para escucharla, disfrutarla y vivirla.

DIARIO DE UN BOHEMIO - Mi Encuentro Con Vivian Baella II

Por TRILCE



“Aún el sabor de sus labios están en mi boca y la esencia de su piel están  tatuadas en mi piel…”

'''''''''''''''''''''''''

Durante la semana me perdí en las calles de la duda y enloquecí con cada imagen que se prendía en mis ojos. No podía detenerme un segundo para lograr la concentración, en que le compraría a mi pequeña y tierna amiga"?. Pensé en mil cosas y opciones incoherentes en ese momento:  - Ella ama al vóley- Pensé.
Un tenis de marca, un balón, una rodillera, una muñequera, un maletín deportivo, calcetines, un mp3, muchas otras cosas rondaron por mi cabeza y la decisión era muy complicado, así que descarté la primera parte de la lista.

La verdad no quería ni era mi intención impresionarla y no lo hacía  a nadie en mis primeras citas, tampoco fingir un mundo a donde no pertenezco, presumir de riquillo tonto con aires de seductor materializado.  Descarté todo tipo de obsequios costosos y acudí a otra lista que prontamente apareció. Un listado gigante de opciones en mi pensamiento: Un medidor de pasos,  un reloj  cronometrado, un póster con imagen de ella, chocolates, una orquídea, etc.

Cuando llegó la hora de mi partida al lugar pactado con mi pequeña - gigante musa del vóley, no había decidido nada.  Salí raudamente con la ilusión prendida de ver, muy de cerca a mi bella riojana, esa posibilidad que solo algunos podrían tener; luego de cruzar la sombra, atravesar las calles repletas de gentío, vendedores, pillos, corruptos, morbosos, ignorantes, desdichados, rebuscadores, carteristas, manipuladores, mercenarios y uno que otros moralistas llegué a la plaza San Miguel.  Me bajé del taxi y empecé caminar al lugar de la cita. Nunca me ha gustado ser  impuntual, detesto ese defecto aberrante de las personas, claro en alguna ocasión viví unas experiencias desagradables con alguna chica que no merece ser llamada una ex novia;  que llegaba dos horas después del horario señalado. Tenía esa sombría costumbre hasta que una tarde le cobré sus desplantes de niña engreída con no llegar nunca más, sin responder sus chillidos ni súplicas posteriores.

Ordené una limonada fría y sin azúcar, no pasaron los cinco minutos cuando ví aparecer ante mis ojos una imagen bella, monumental, sonriente, caminando como en una pasarela, a la chica que alguna noche triste había visto a través de las pantallas de televisión, peleando cada jugada en aras de la bicolor, luchando como una fiera frente a las arrogantes argentinas. Llevaba un vestido azul oscuro muy escotado que le cubría hasta las rodillas su colosal silueta de niña, unos pendientes de plata y una gargantilla que hacía juego con los aretes. Desde la entrada pude sentir el aroma de su perfume y la sonrisa tierna se encendía como la antorcha olímpica en el verano, sus dientes blancos y su piel tersa, suave como una pera fina me hizo temblar y acelerar mi corazón a mil. Sus ojos color miel y la cabellera bien reluciente completaron mi dicha permitida en segundos; luego de concederle el asiento e intentando decir algo me detuve en medio del asombro y el frenesí, la pasión, el deseo me llevó a largas imaginaciones, cerré los ojos para sentirla dentro de mí, acariciando su rostro y besando sus inocentes labios.

Conversamos  de todo en medio de la comida, las palabras que había expresado en un sueño en la tertulia con ella, había desaparecido por completo, abrí mi alma para describir mis sentidos y los versos que tenía para mi hermosa niña ya no aparecían; pero ante una muchacha tan bella como ella no  podía quedar mal, mucho menos aburrirla hablando de temas que quizás ni entienda, inventé mil formas de mantenerla risueña, alegre, atenta  e interesada en nuestra charla.
Reímos por pequeños detalles, la confesé mi admiración por su talento y entrega, le expuse mi concepto de la vida, le mostré sus fotos extraídos de los recortes de periódicos asi captaba su enorme sonrisa.

- ¿Esa soy yo?. . Sonreía mostrando sus blancos y bien cubiertos dientes.
 
- ¿Tú escribes poemas verdad? Me sentenció.   Seguimos hablando del tema
Allí supe su gusto y fascinación por la poesía de corte romántico, por las baladas y el pop, me nombró a algunos autores que había leído; y me confesó que escribía un diario pero que le daba vergüenza publicarlos en alguna red social o mostrárselo a alguien. Desde allí quedé comprometido con mi asesoría gramatical y estilística.

Salimos del establecimiento como las 10:35 de la noche, embriagado de su belleza no resistí en invitarla a escuchar música en algún lugar que conocía,  con la timidez de muchacha provinciana y rebosando alguna duda, seguro sintiendo algún miedillo, pero confiada en mis argumentos prolijos de aprendiz de poeta, accedió a mi invitación. Pensé en muchos lugares y terminé por elegir al suntuoso y bohemio distrito de Barranco. Llegamos al Café – Bar “La Noche del Poeta”, muy cerca al mar, se sentía el romanticismo y aire poético del lugar, la brisa acariciando nuestros rostros, el olor  y sonido del pacífico nos rondaba en la noche.

Ingresamos; y, una vieja melodía clásica se escuchaba en el interior, pasamos por los corredores hasta dar con la escalera que nos conducía al segundo nivel, cuya vista panorámica daba con el mar. Un joven con uniforme guinda y sonrisa amable nos invita sentarnos y nos ofrece la carta de bebidas. Yo pedí un vodka con jugo de naranja y para Vivian que desconocía los nombres e inexperta en el tema, me pidió que yo decidiera por ella. De muchas opciones ordené un cóctel suave, daiquirí de bacardí con zumo de limón y acompañado de fresa, digno de una hermosa compañía, que no necesitaba embriagarse.

Se sentía el invierno capitalino, luego de escuchar música y deleitarnos con los 70s y 80s, salimos del lugar, acercándose el alba, el frío y  las luces de la mañana venidera. Cubierta con mi chaqueta su delicado cuerpo nos marchamos de Barranco hacia otro rumbo, hasta ver el nuevo día,  juntos.  Nos perdimos en medio de la jungla de cemento, azotados por el invierno, la ciudad empezaba a despertar en medio del bullicio y los sueños de miles de personas.

Despertamos por los ruidos que venían de la calle, al verla tan tierna extraje el sobre blanco del bolsillo de mi chaqueta y la entregué en medio de su sorpresa, llevaba allí una rosa que me sustraje del antejardín de una vecina, aún conservaba su aroma y color. También todos los poemas que había escrito desde que el momento que mis ojos sucumbieron al verla jugar. Sin titubear y con la sonrisa extendida en todo su cuerpo me recibió el obsequio y nos marchamos.


 
Al día siguiente recibí la llamada más esperada de ese invierno.

- Gracias, es el mejor regalo que tendré en mi vida.

Pactamos vernos otra vez, antes que se marchara lejos y por un periodo notable hacia el exterior con la selección juvenil como parte de un torneo internacional. 

*****

Todos los Derechos Reservados

Cali - Colombia   MMXII