2010

"BIENVENIDO A MI BLOG"

15 de agosto de 2016

NOCHES TACITURNAS: El Viajero del Tiempo

Puedo extrañarte, sentir tu boca, tu piel, tus ojos, cada metáfora de tu cuerpo, obviar tu risa y olvidar tus palabras, sin embargo cada verso, sus rimas y su música llevan tu nombre y el aroma de tus besos, el ritmo de tus caricias, la sensualidad de tu mirada, esa melodía extraña de tu voz y la elegancia de tus pasos. 
Puedo mentir y no anhelar la arquitectura de tu cuerpo cincelando el mío, aquellas noches cortas pero mágicas, donde los lobos huian con tus gemidos y las persianas se abrían con el temblor de nuestros cuerpos... Puedo escribir mucho y no decir nada o  morir en silencio y gritarlo todo y tú no lo sabrías nunca.

Trilce Aldeano



La gente me saluda en la calle
YO
no conozco a nadie
me dicen:
Poeta
llévate mis ojos
otras me gritan:
amor mío
bésame con tus letras.

Hay quienes me ofrecen una botella
me dicen bohemio
vamos embriagarnos 
con las sonrisa de las bellas meseras
de "Bar Queirolo"
YO
sigo mi camino
alguna vieja me grita:
¡Borracho!
ella por su diabólica mirada
ha de ser mi suegra
que ha vuelto del infierno.

No concibo la vida
sin la cerveza
sin una pluma, sin un libro
y sin poesía.
Soy lo que quieran nombrarme:
Borracho, bohemio, amor
o Poeta.

*****

Autor: Trilce Aldeano

Bogotá - Colombia

Todos Los Derechos Reservados.


8 de mayo de 2016

NOSLHANDIA IX


Eres la imagen que evoco tras las cortinas  húmedas de mi dolor.

                                J.M.O.

*****

a Eulogia Oncoy Robles, cuyo nombre y los recuerdos palpitan en cada partícula de mi lobrano ser.


---------------

- Has hecho la tarea -
Otra cerveza
la voz de Mamá es poesía
llego de un viaje, de lejos, de esa distancia a otra distancia
¡Allí está la abuela! Sentada en la cocina
(Mamá se fue por leña)
Su corazón latía en  mis ojos
sabía que llegaría, ¡Allí se asaba mi plato favorito!

- Hijo las princesas no existen -
Fiesta de promoción
en el ocaso pueblo lejano
aquella aldea donde aullaba la muerte en cada esquina
(Somos revolucionarios por ignorancia)
Pero mamá...


- Mañana iré a pescar -
La intensa lluvia ha nublado mi pensamiento
nadaré en la espuma toda la noche
el campo es un acordeón, es una orquesta, una melodía
y todavía abuelo no ha llegado del entierro
¡Ya extraño aprender latín con él! Ya lo extraño
extraño también sus pupilas en el libro de cantos
 la sopa está caliente y la lluvia no cesa su furor.


- ¿De dónde has sacado tantos libros? -
Son los domingos Mamá
el pan caliente, las manos ásperas y las ojeras
pueden pagar muchos libros
y estos te darán el placer, las aventuras y felicidad
sin mover un pie y subirte a un avión
llegarás desde Valparaíso hasta Damasco
(Mamá solo sonreía)
¡Que bellos años de la secundaria!


- Has hecho la tarea -
Ella nunca preguntaba
Otra cerveza 
La voz de Mamá es un universo de violenes en comparsa
sus ojos llenos de AMOR y sus brazos de sueños
me dieron luz en aquellas esquinas
en la misma aldea que evoco hoy y lo nombro
la nave inmortal que alberga los recuerdos
más poéticos de mi alghada existencia.  

*****
 AUTOR:

Trilce Aldeano


Edición:   R.T.G

Cali  - Colombia 2016 Mayo

Todos Los Derechos Reservados


24 de abril de 2016

NOCHES TACITURNAS: La Niebla.

''El futuro junto a ti era mi amigo, hoy que no estás es mi gran enemigo.''
                                                         R.A






Todo lo que vive hoy será una tumba
Bajo los escombros húmedos
De las piedras
Que se extravía
Por las entrañas  de los sueños
Y las miserias.
Sangre oscura
Agotadas sombras de los soñadores
Vuelan por los ojos míseros
De aquellos que esperan
Aquellos que invitan un segundo
Donde el tiempo se suspende
En las alas de la noche
Y muere en una frase  vacía.
Todo lo que vive hoy será una condena
¡Desvístete!
Soy el fuego que vive en la tormenta
Atiza mi boca con tu diabólico aliento
 Vive sin esperar  la tumba
y la condena.


*****

AUTOR :

TRILCE ALDEANO

Edición y  publicación

María del Carmen García Guerrero

Bogotá - Colombia  2016 Abril

Todos los Derechos Reservados. 

--------------------

Nota epistolaria:  Este poema dedico con profundo sentimiento a alguien especial que está en algún rincón del mundo, tal vez no lo lea pero escribirlo ya fue una hermosa y trágica tarea, así de paradójica es la existencia humana.  Trilce Aldeano.

22 de febrero de 2016

HORIZONTES LEJANOS I

Todavía recuerdo una madrugada en La Habana.

Fumando un puro en la Plaza Revolución 
Existen tiempos memorables con palabras de sol
Un cristal azulado como único testigo
Un mar que agota el silencio en mi boca.

No llegamos  a la finca de la niña Fátima
pero siempre pensamos que ya conocíamos
vuelve ese recuerdo a nuestros ojos
Abordando una vieja lancha color de su mirada
como una sonrisa que atraviesa el silencio
imitando al águila que dibuja nuestro nombre en su infinito vuelo.

Como recuerdo la primera señal de vernos
que llegamos comprendernos en la primera cita
sin conciencia ni pena, teníamos almas caídas
Los ojos liverosos y las manos mezclados de sueños
Nos fuimos en busca de un mundo que ella no conocía
Yo asimilaba recuerdos y lágrimas de algún crucero
Y fabricamos aquella palabra que se convirtió
En el Capitán de nuestro viaje por el alta mar.

Era la primera vez que acudí sin llevar una libreta
Será en las hojas que coseche en alguna isla
En su boca, en sus manos o en sus ojos
Que escriba algún verso de esa travesía.
O en millones de estrellas fugaces.

Las notas más agudas de la historia
Como alguna condena de un viajero
Que se pierde en la locura y la entrega
En alguna playa solitaria o simplemente
En la espalda de una montaña.

Todavía recuerdo aquella noche cósmica de verano

Cuántas veces había deseado tus manos
Cuántas veces bebí tu silencio y soñé en la arena.

Recuerdo la risa contagiosa y el puro en tus dedos.

Las palabras y la música que nos convertía en niños
Tenía que ser lejos, alejado de ojos miserables
Solos con un cristal como único testigo

Y el capitán una palabra que inventamos
¿Recuerdas que fueron decenas, cientos

Y mágicamente elegimos una y fue al mismo tiempo?
Que mágico y profundo sonaba esa  palabra
entre los dos aquél entonces. 

*****

Trilce Aldeano