2010

"BIENVENIDO A MI BLOG"

22 de junio de 2010

TINTA NEGRA



“El mundo es tan bonito y yo tengo tanta pena de morir”, dijo alguna vez la vieja Josefa Caixinha, abuela de José Saramago. La memoria de estas palabras oídas en su infancia, cuando era tan sólo un niño campesino que caminaba descalzo, las inmortalizaría este escritor portugués en su discurso de aceptación del Premio Nobel de Literatura, en 1998. “No dijo miedo de morir, dijo pena de morir”, llamó la atención Saramago en esa breve alocución en la que aceptaba convertirse en uno de los grandes de la historia. Ese pequeño inciso, esa necesidad de reparar en la diferencia entre el miedo y la pesadumbre, lo hizo Saramago conjurando, sin saber, la ruta de su propio destino. José Saramago murió el viernes 18 de Junio a los 87 años, a las 12:30 horas en su domicilio de Lanzarote, España. El escritor murió acompañado de su familia, despidiéndose de una forma serena y plácida. Después de salir adelante de tantos achaques el miedo a morir seguro estaba vencido, quedaba quizá sólo algo de pena de morir.


Después de 16 novelas publicadas, paradójicamente fue la red su lugar de libertad, en donde sus alientos políticos, sus pasiones comunistas y su afán por reflexionar sobre estos “tiempos de plomo” se hicieron más vividos. Fue en su blog en donde una vez posicionado Obama le escribió sin reservas, sin censuras de ningún editor, que debía detener el bloqueo económico a Cuba y cerrar Guantánamo. Fue también ahí en donde sus millones de seguidores conocieron la desgarradora historia del ex diputado Sigifredo López, liberado en 2009: “Nunca he podido alardear de firmeza emocional. Lloro con facilidad, y no por culpa de la edad. Pero esta vez me vi obligado a romper en sollozos cuando Sigifredo, para expresar su infinita gratitud a Piedad Córdoba, la comparó con la mujer del médico de Ensayo sobre la ceguera. Pónganse en mi lugar, miles de kilómetros me separaban de aquellas imágenes y de aquellas palabras y el pobre de mí, deshecho en lágrimas, no tuvo otro remedio que refugiarse en el hombro de Pilar y dejarlas correr”.

Su última arremetida, la batalla decisoria que le jugó a la muerte; ya para entonces una vecina que asediaba diariamente, fue su novela Caín, escrita en cuatro meses y publicada con polémica en 2009. “Cuando el señor, también conocido como dios, se dio cuenta de que a adán y eva, perfectos en todo lo que se mostraba a la vista, no les salía ni una palabra de la boca ni emitían un simple sonido, por primario que fuera, no tuvo otro remedio que irritarse consigo mismo, ya que no había nadie más en el jardín del edén a quien responsabilizar de la gravísima falta”, fue con esta frase inaugural de su novela, exacerbando el humor que había habitado en toda su obra, con la que Saramago apagó su voz literaria. Era de esperarse que este hombre ni siquiera en los bordes de la vida, cuando los fantasmas más lejanos y fantásticos del cielo y el infierno acechan, se rebajara a coquetear con su prosa para ganar alguna redención para su alma. “Incluso un libro considerado sagrado, como la Biblia, permite —y exige— que intentemos leerlo por el otro lado. Y ese otro lado siempre rectifica ideas que teníamos, así como confirma otras”, dijo Saramago durante los lanzamientos del libro. “Caín es humillado por Dios, y mata a su hermano porque no puede matar a Dios, que es lo que quisiera”, dijo una vez más Saramago con las mismas convicciones que lo habían llevado en 1991 a publicar El Evangelio según Jesucristo , obra por la que abandonó su Portugal natal y fue a vivir a España.

Hasta siempre Maestro.







7 comentarios:

Anónimo dijo...

El defecto de Saramago fue ser comunista, apoyo a los que abusaron del pueblo, pero nadie duda que fue un buen escritor, que descanse en paz.

Anónimo dijo...

Un buen homenaje a un grande, muy bien Marea roja, espero que sea tan roja como su nombre y no solo en teoria saludos.

Anónimo dijo...

Trilce? el nombre muy complejo en honor a CESAR VALLEJO, el articulo no es un homenaje sino mas bien es una noticia, si vas hacer un homenaje has de otra forma, no encaja amigo. Saludos.

TRILCE dijo...

Gracias por los comentarios y afirmo que no escribí enyaso ni homenaje, es solo un artículo por la Muerte de un Grande de las letras, leer a Saramago es una pasión inmensa, Él siempre me ha acompañado desde mis albores literarios y hoy siento haber alcanzado entenderlo. Doy gracias el puño y la figura ecunémica de JS, su estilo, su lenguaje y su pasión estará en cada rincón del mundo.

Raúl dijo...

Trilce te envié un artículo que escribí sobre el fallecimiento de Saramago y jamás tuve respuesta...! Estoy en "Sangre de Juventud", me visitas.

Raúl dijo...

Respecto al artículo digo que no necesariamente un ensayo tiene que ser crítico, aplaudo tu homenaje.

David dijo...

Excelente artículo gracias a Vanessa que me lo envió. Saludos