2010

"BIENVENIDO A MI BLOG"

7 de septiembre de 2010

CRIMEN PERFECTO

pude ver como morían sus ojos, su voz y su alma, todo en él fallecía lentamente".

........


Bajaba lento el jinete. -Hola muchachos-
Detenía la marcha. Era tarde y todavía no había
almorzado.
-¿Alguien sabe dónde queda J...? Todos sonrieron mirando el norte.
Era un hombre alto, de mirada profunda, tez blanca; el caballo apresuraba la marcha haciendo
crepitar las veredas de piedra.


-Debe ser un saca ojos, murmuraba danielito que
apresuraba a coger la mano de su hermanito para llevárselo a casa.
Todo parecía normal, al caer la tarde, se apoderaba el silencio de las calles del pueblito,
sus habitantes aseguraban las puertas con tranqueras de madera; seguramente al rato todos
se entregaban al profundo sueño.


-¿Qué hacemos? -¿Dónde vamos?, mi acompañante
sumergía su semblante en un miedo profundo, sus ojos palidecían, se notaba el temblor de su cuerpo, al oir el aullido fantasmagórico de los perros.


Nuestras miradas se entrecruzan buscando alguna
respuesta. Dormiremos en aquella cueva.


-Halcón, tengo miedo, tengo un presentimiento de que algo malo va suceder. -No hables c... mejor cierras los ojos y deja de hablar H....


No pasaron ni 10 minutos, Lalo dormía como una piedra, a este no le despierta ni la princesa de fuego.
El frío se apoderaba de mí, saco una cajetilla de puro, y enciendo una para calmar el frío terrible. Veo como el humo asciende formando una columna blanca entre la cueva y los pastizales.


Es las tres de la mañana, y aún no puedo conciliar el sueño, trato de despertar a mi compañero; pero es imposible, mejor dejarlo que duerma, debe estar soñando con su graduación que se avecina.


-Lalo, despierta. ¡Lalo! ¡Despierta!


Miro el reloj, es las 3:30 de la madrugada, no fue más que media hora, -¿Habré dormido? -

-¡Lalo, despierta!. Pero que forma de dormir es esta hombre. Lo tomo del cabello sacudiendo fuertemente. -¡Lalo...!


Apresuro a encender la pequeña linterna de manos,
sacando la manta que cubría su cuerpo, girando su rostro hacia mí. Su boca expelía gotas de sangre.


-¡Laloooooooooooooooo!


-¡Despierta carajo! -¡Mierda, despiertaaaaa! pude con desesperación levantar su cabeza. Era demasiado tarde. Tenía un puñal atravezado en su vientre. El mismo puñal que yo guardaba debajo de mis botas al anochecer.


5 comentarios:

Eurice dijo...

Gracias por visitar el oscuro desván de mi memoria.
Tu relato está correcto, solo que debes repasarlo hay un para de fallos sin importancia que seguro que han sido por teclear rápido.
Saludos

Melina dijo...

La Pregunta es quién es el homicida? tienes que decirlo? No, no para eso estamos los lectores y Eurice apunta fallos y creo en los diminutivos?.
Saludos

Raúl dijo...

Buen TRILCE cuánto tiempo, es que ocaso del tiempo es largo???. No importa, aún estoy esperando los estudios de mis narraciones.

Raúl dijo...

Respecto a este cuentico digo que no deja de ser auténtico como siempre, cada que tomas una pluma desarraigas un mundo, me gusta tu estilo duro y sin contemplaciones. Es tu forma no? Saludos Fraternales y sincero mi viejo AMIGO.

Danna dijo...

El estilo es interante, me fascina letras duras y sin escrúpulos, seguid adelante, te invito formar parte del círculo de estudiantes de literatura. Saludos y buena suerte.