2010

"BIENVENIDO A MI BLOG"

22 de mayo de 2013

LETANÍAS A LA MUERTE


                                             “¿Es la Muerte la paz perfecta del alma quebrada?                                                                                                                  ¿Es el fin de la búsqueda de la belleza perfecta?                                                                                                                         TRILCE JAVIER




I

- La apuesta es una quincena, suficiente para un buen funeral
La brisa de la madrugada golpeaba la “Costa Verde”;
El silencio será mudo testigo hasta arrancar los motores.
(Rentar un autómil bueno y potente sale costoso en Lima)
- Poeta usted adora la Muerte y yo 
La limonada. 

Era Franco, un viejo amigo de Praxis.
Se podía oír el rugido de las olas, el frío era penetrante;
Sin embargo la sangre de todos ardía por las venas por
Tanto alcohol. Desconocía mi nombre.
-  ¡Vamos papitos, ustedes son los campeones!
La loca Yamilé, cómplice leal de una pasada historia
Claro en ese estado me sentí Toreto o Bryan y la furia
Se acercaba cada vez más.
La pista resplandecía de luces como miles
De luciérnagas
Volando;
Tal era el efecto de los cigarros que el humo
Formaba enormes figuras geométricas.

II

- ¡Vamos! ¡Quién es gallina que le levante la mano carajo!
El poder  autoritario casi intimidante de Homero se hizo sentir
En toda la fila.
No miento que tuve miedo, la rabia se apoderó de mi
Claro venía la nostalgia y el dolor
La muerte era solo paso del trago amargo de mi existencia.
- Dos vueltas sin parar.
Todo estaba consumado, mi copiloto fue la misma Yamilé
Dispuesta y confiada que reía ante todo, sus piernas blancas entumecían
De frío pero ella con tanto licor no sentía nada.
No había vuelta atrás, cuando retomé el control de mi mismo
Corría a 100, mi mente empezó dibujar tristes recuerdos
Una de ellas la historia de un gran amigo Ruiz que hace 5 años
Por la misma zona perdió la vida al plantarse en un poste.

III

- ¡Mientras yo corra todos  serán segundos!
La arrogancia de Paul me volvió a la calma y a un nuevo desafío.
Viaje mucho años atrás y recordando esas tertulias literarias
Y por desamores de la vida enfrenté a la muerte en un osado y
Aterrador juego de “ruleta rusa”
Juré no hacerlo nunca más y rompí mi juramento.
- ¿Dos tiros en la misma vuelta? Dije
Todos  me miraron aterrados como con desprecio
Yamilé me abrazó sollozando, me secaba las lágrimas
¿En verdad estaría llorando?
Una pausa de silencio eterno. 

- ¿Qué, nadie? Mi corazón latía a mil
Soy Poeta, soy bohemio – pensé
Recordaba a Rimbaud, a Mallarmé, a Verlaine
A mismo Poe, todo aquellos poetas que también
Lloraron en silencio y enfrentaron a la muerte.
Recordaba a una amiga Boliviana que quería ingresar
A mi círculo PRAXIS y cuando le negué me acusó
De machista y que nuestro círculo era una secta de “idiotas cultos”
Que juegan a ser hombres. 

- Yo me apunto, yo le entro
Homero era el segundo loco de la lista, por lo menos
Éramos dos.
Pasaron 10 minutos las riendas del peligro como aquellos grandes
Poetas Malditos con sangre fría y el corazón en mil
El alma quebrada se reunían en culto a la
Muerte.
Con tertulias de sexo, alcohol y drogas.

- tengo un pucho de marihuana
Claro faltaba Guillermo, pero era necesario el alivio
De una planta. Todos sonrieron.
Pietro beretta de 9mm 84FS de trece disparos, guardado en el baúl por años
La porta de mi licencia no era necesaria.

-  Esta mierda es en serio por la putamare.
Gritó Homero.
Las súplicas de Yamilé no hicieron efecto
Era tan hermosa que sus ojos me hacía retroceder por momentos.
Era la primera vez que besaba a una amiga.
Luego de establecer las reglas nada importantes nos sentamos sobre
El muro que daba hacia la playa.
El azar de la vida le dio el primer tiro a Homero.
Temblaba, lagrimeaba, su puño que apretaba el gatillo tiritaba

- ¿Huevones en serio quieren hacer esta webada?
Quise decir no, era tarde el “trac” del gatillo  me hizo callar.
Mi turno.
¡Mierda!. La muerte es una mierda y la vida también – pensé
Si cuando te mueres solo te lloran tus hijos y tu madre, solo
Ellos te lloran de alma- dije a mí mismo.
Yo no tengo madre ni hijos por la putamare.
Mi susurro fue escuchado por Homero.
- Poeta es verdad, solo la madre te llora de verdad
La mujer, la esposa, la enamorada te llora por cumplir
Y luego se consigue otro, ni por las putas se va quedar sola
Webón.

Todos rieron a carcajadas, yo tenía la sangre ardiendo, cada recuerdo era dolor,
Tal  vez sería la última vez que vería a Yamilé, tal vez puedo renunciar.
Que mierda.
-  ¡Esto es una mierda, si, una mierda!
No me gusta despedirme, en esta máquina, que pronto me llevaría a reunirme con mi Madre
Con Nicol o mi padre que jamás conocí
Escondía entre sus fauces una bala, solo una bala y puede
Ser para mí.
La imagen vaga de mi Madre aparecía como entre sueños
Podía sentir sus lágrimas
pero también sonría porque seguro me esperaba
para abrazarme con el corazón.

- Te toca poeta o vas mariconear.
Mi dedo sudaba, todo mi cuerpo sudaba, mi índice derecho apretaba lentamente

- Poeta Tú fuiste el de la idea y no seas marica
.....
-Mierda….!
No. No era aún mi hora.

*****

JAVIER MANRIQUE ONCOY
(TRILCE)


20 comentarios:

Elizabeth dijo...

Poesía para ser entendida y no comunicada por que como el viento carece de huesos do ser esperada. Bellísimo Javier.

Alejandro Quiñonez Guerra dijo...

Estética pura, resaltan los malditos, muy atrevido y hay que tener pelotas para cosas así, un culto a la bella muerte, no sabía que aún existían las "sectas" poéticas.

SALUDOS

Anónimo dijo...

Condeno a la muerte y grito por el amor, eso hay que hacer. Saludos desde Costa Rica

Paola

Una Voz en la Noche dijo...

Relatos de un poeta que canta su tristeza su dolor y busca la muerte y eso no es solución.

Abrazos.

Valeriacavanni dijo...

Diabólico diria yo, conmovedor y casi trágico, seguro esos poetas pasaron de una demencia senil pero no hay que juzgarlos es la vida de ellos, apesar de todo es muy particular y único, incomprensibles e incomprensibles.

Desde mi rincon abrazos.

Valeriacavanni dijo...

Como siempre si me encanta tu estilo muhcas veces hasta endiable esa forma de vida de solitarios poetas ahhhh y la boliviana tenia razonnnn.

Valeriacavanni dijo...

quise decir muchas veces ... y envidiable craso error de teclado.

Ericka Flores dijo...

Luego de mucho tiempo aparece el poeta con su historia muy particular y "bello" y yo esperando la parte dos de la mesera y me dio el mal de la curiosa como tu lectora y seguidora. muy interesante tambien y BESOS.

Leydi Muriel Alfaro dijo...

Lei las historias de los poetas malditos y si que es muy interesante, yo tmabien le voy a al vida y al amor, muchas veces se hacen locuras sin controlarse y sin pensar en nadie, me gusta la forma de relato, la historia y le beso a la amiga eso es parte muy romántica, que lindo un besote en la madrugada con el frio y todo y frente al mar SALUDOS!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

El parte del beso me encantaaa muy dulce con la amiga y el poeta lindo lindo y las otras partes solo es un relato tipo poema o al revés!!!!!!!!!!!!

ABRAZOS DESDE COSTA RICA

Valeria

Orden de la Libertad dijo...

Esta mierda es en serio por la putamare.
Gritó Homero.
Las súplicas de Yamilé no hicieron efecto
Era tan hermosa que sus ojos me hacía retroceder por momentos.
Era la primera vez que besaba a una amiga. ---------------------------!!!!!!!!!!!! INTERESANTE!!!!! Saludos a la bella Yamilé.

Alejandra Fernández dijo...

Bienvenido de nuevo se te extrañaba poeta de las tinieblas, usted es el amigo de la muerte ella solo te sonríe Poeta. Momentos de angustia y suspenso y la pobre yamilé se iba quedar con el sabor de un beso mas puro porque era el último besos. Precioso!

Saludos!!

Anónimo dijo...

Historia de la bella Yamile y el poeta que quiere desgraciarse hay que ser bien valientes para eso abrazos desde San José - Costa Rica.

Alma Libre

Anónimo dijo...

Satánico...

Sureya Alzamendi Dávila dijo...

Juego mortal...Saludos desde Argentina.

Paola Gamarra Solís dijo...

Dios me pregunto que valentía para ejecutarlo eso no es un juego es otra cosa, la historia con un relato interesante.

Paola

Anónimo dijo...

Me rei como loca y terminé llorando en serio, muy triste demasiado triste.

Homero Robles dijo...

Leyendo webadas haciendo webadas Trilce no sé en que momento hacíamos esa putería, leo y digo todo esa mierda fue real, compañero tenías una pelotas de acero, pero de acero, ahora no le entro ni por las putas, esas cosas. Ya escribimos muchas historias con PRAXIS camarada, inolvidables, espero que no se repitan, ahora si, te esperamos para el festival y de paso te traes esas mujerzotas, la rusita que está mamacita para comer y llevar y la periodista italiana muy hermosa camarada, las francesas ni que decir, estamos aquí con Alonso y Víctor brindando un poco y leyendo las historias.

Salud en la distancia!

Adriana Mestanza Bracho dijo...

Empiezo por copiar la nota : “¿Es la Muerte la paz perfecta del alma quebrada? ¿Es el fin de la búsqueda de la belleza perfecta?” TRILCE JAVIER

Decía un amigo que la muerte es una metáfora y usted lo escribe con mayúscula y le rinde culto ( veo mucho a los poetas malditos en sus anécdotas que narra) otro amigo poeta dice que los poetas del Simbolismo y seres místicos le hacen plegaria a la muerte por que es el único camino de la búsqueda de la belleza. He conocido verdaderos locos que hacen muchas cosas, pero no sabía que existían ''sectas'' literarias - poéticas en estos tiempos, no puedo llamarlo de otro modo, como se dicen en México, hay que ser bien chingón para hacer lo que ustedes, al inicio me parecía como una ficción pero antes de la entrevista con el poeta, me he asesorado bien y he investigado al oculto grupo PRAXIS, muy oculto pero conocido entre las ''sectas''. Gracias al aporte de la periodista Yamilé del Solar. Realmente la biografía de los poetas y bohemios es una maravilla, no sé decir de otra forma.

BENDICIONES

ADRIANA M.

Anónimo dijo...

Uno de los mejores relatos que he leído y tuve la suerte de estar allí, vaya recuerdos, nunca volverán pero quedan grabados en el alma hasta la muerte, todos estábamos locos.

Yamilé.