2010

"BIENVENIDO A MI BLOG"

30 de mayo de 2013

LOS CAMINOS DE LA PASIÓN*

"Nada más menos peligroso que disfrutar la muerte en medio de la copa en una noche de lluvia"
TRILCE



http://trilcenet.blogspot.com/


*****


La poesía me ha llevado a los lugares más diáfanos, sombríos y hasta inhóspitos, me he cubierto de la pasión del arte, de tal forma que sino enciendo la antorcha de las palabras y expresar lo que vive en lo más profundo de mi ser, me sumerjo en la nieve y me vuelvo débil, vulnerable y estúpido. El hombre en su sentido común busca de mil formas la libertad, de sentirse libre, de volar y soñar, en mi opinión, la lectura es una forma de vivir y soñar, ser libre; escribir una forma única de existir.


...

Vasta y diversa como su geografía, igualmente que su historia, rica, intensa y compleja, la poesía de Latinoamérica representa uno de los momentos más altos de la literatura contemporánea. La variedad de voces que integran el conjunto de la poesía iberoamericana, en sus vertientes principales: Creaciones en lenguas española y portuguesa, da cuenta no solo de la vitalidad del espíritu en nuestro continente sino el alcance, de la amplitud del registro que el lenguaje consignó entre nosotros desde los inicios del siglo XX.

  El inicio de la tradición de la gran poesía latinoamericana data de finales del siglo pasado nace, con el vate nicaragüense Rubén Darío, el poeta de una extraordinaria imaginación. Darío es el libertador, el padre de la patria poética hispanoamericana. Junto con él, los cubanos José Martí y Julián de Casal, el argentino Leopoldo Lugones, el uruguayo, Herrera y Reising, los mexicanos, compatriotas suyos, Díaz Mirón y Manuel Gutierrez Nájera, y el colombiano José Asunción Silva, por citar solo algunos principales, son  considerados los renovadores de la literatura en nuestro idioma. A lo que se denominó los modernistas.
...

El Modernismo modificó profundamente el arte y la literatura, Oswald de Andrade, definió a la tentativa modernista como “El devoramiento antropofágico de la cultura occidental”. En realidad lo que se denominaba modernismo nuevo se equipara más bien con los movimientos estéticos de vanguardia en Latinoamérica., y el gran iniciador de la vanguardia en los países de lengua española es el poeta Vicente Huidobro, él es, el poeta de la modernidad latinoamericana, como símbolo del grado de desarrollo. Huidobro desarrolló la  herencia de Darío y de los modernistas, y le dio a la lengua una velocidad y una transparencia que no conocía. Acróbata del lenguaje, sus poemas dan a veces la impresión de ser artefactos concebidos para desafiar a la gravedad, mecanismos hechos para volar y lanzar destellantes mensajes desde el aire, en síntesis, la poesía del chileno contiene páginas de una inventiva y una diafanidad insuperables (...)

...
Moderno en el otro sentido, el de ser agudamente consciente de los males propios y los del siglo, tenso, doloroso, desgarrado, social y profundo, es el de mi compatriota, el poeta cholo, César Vallejo Mendoza., quien ha dejado una obra de una potencia expresiva tal que altera profundamente la dimensión comunicativa del lenguaje, dotándolo de una intensidad raramente alcanzada (salvo yo). Leer los poemas de Vallejo, escritos en los años  veinte y treinta del siglo XX, es enfrentarnos a una experiencia límite. Todo lo verdaderamente humano está allí: el amor, la ternura, la pesadumbre, la desesperación y la esperanza. Vallejo alcanzó el panorama más espléndido de la poesía castellana y los niveles superlativos del lenguaje y estilo propios, el brillo de su obra encendió París con su toque y expresión vanguardista hasta culminar en el estallido de la guerra civil española, su amor por la madre patria que caía ‘’desde arriba’”, hizo que su protesta se convirtiera en símbolo hasta que vida se apagó un "viernes santo", tal como lo predijo en su versos.

Entre otros en Argentina los discípulos de Lugones asumían la vanguardia. El erudito, obsesivo y nostálgico, Jorge Luis Borges y Oliverio Girondo, influidos por el cine, le infundían otros ritmos a la lengua. Borges fue un extraordinario geómetra, un frecuentador privilegiado de bibliotecas, laberintos, ficciones y espejos. La perfección formal de su poesía hace olvidar muchas veces la vivacidad del humanismo; nunca antes de Borges se había dado en nuestra literatura esa conjunción deslumbrante, hecha de inteligencia, sensibilidad, fervor, ironía y saber. Oliverio  Girondo, por su parte, fue un iconoclasta. Con él, la extravagancia  y el humor negro toman carta de naturalización en nuestra poesía. Sus poemas son bastante más que meros juegos de palabras e imágenes o absurdos juegos de ideas. Girondo; irreverente, arbitrario, inductor de la insurrección y del cambio, ríe, y ríe con ganas, pero su risa  no es una burla, sino una celebración que nos dice o nos expresa que el mundo es grande y bueno; y que, pese a todo, es digno de vivirse, de disfrutarse y cantarse.


Uno de los momentos más sutiles y arduos de la poesía es  la obra del cubano José Lezama Lima, que se dedicó a escribir una obra extremadamente densa, hecha de relaciones refinadísimas en que las asociaciones entre las imágenes y las palabras que las designan adquieren sentidos inesperados, inéditos. Lezama Lima fue un alto cabalista del lenguaje. Su obra compleja, polifónica, erudita, constituye un desafío para cualquier lector y os invito, invoco y me obligo  a decir que se pongan leer.



Para finalizar, no puedo dejar de nombrar al gran Octavio Paz, su poesía brilla con una claridad y una penetración hijas de las mas atenta lucidez. Los poemas de Paz son como las llamas de una hoguera vuelta el perfil de un afilado pensamiento. Poeta de la vivacidad, del instante privilegiado, discípulo del Surrealismo, cosmopolita, rica en invención y propuestas, de alcances universales, con una identidad vinculada al poeta Javier Sologuren; quién asume la nostalgia como la bebida, dueño  de una temperada maestría. Sologuren rememoró, en sus versos sutiles y precisos, la contemplación de la belleza y la certidumbre de que el deterioro, el  OLVIDO y la MUERTE, al final carecen de poder frente a la palabra poética.



La lista es enorme, el único consuelo que me queda, mi queridos amigos, es nombrarlos y ustedes buenos lectores se animen  a buscar sus obras  y los lean, ampliando así su conocimiento de una las aventuras más imaginativos y apasionados del universo.

Se preguntarán:  ¿Por qué es importante la poesía? ¿Qué nos dice? ¿De qué se trata?, todas estas preguntas me lleva a un recuerdo lejano, a alguien que en medio del vino y el éxtasis de la locura, y osadía, ebria por los olores de la naturaleza y con una sonrisa vulnerable, ante mi deseo sumado de su atrevida y sugestiva opinión, me  afirmó que la poesía era solo un maquillaje de la realidad.

Los buenos poemas son obras en que el lenguaje es emplea de una manera distinta de la que utilizamos usualmente, obras en que la tensión, la belleza, la intensidad de las palabras estimulan en nosotros la percepción de aspectos de la realidad de los que no éramos plenamente conscientes. La poesía, sin embargo, es inexplicable. Es un hecho verbal que involucra a un tiempo la sensibilidad, la emoción y la inteligencia del que recibe. Un acto de comunicación entre el autor y el lector, un diálogo íntimo, personal, irremplazable, único. A un poema lo sentimos, como sentimos la música y el paisaje; y la crítica ayuda entender las circunstancias en que autor compuso determinado poema, cuál fue su intención, en que corriente estilística se sitúa, etcétera. Pero la emoción, la electricidad que surge cuando leemos u oímos un poema no pueden explicarse. Están ahí, simplemente: Ocurren, nos ocurren.


¿Quién no ha escrito alguna vez un poema? ¿Quién, movido por la emoción, no ha deseado expresar con la mayor intensidad el sentido de su experiencia? ¿Qué hace que unas cuantas frases llevados por una cadencia musical sean capaces de transmitirnos lo esencial  de la condición humana? . Yo no pretendo empujaros a la investigación poética profunda pero creo y siento que la lectura contribuirá a enriquecer, con provecho, la sensibilidad y la imaginación de todos que se acerquen a la misma. El poeta enfrenta la difícil realidad cotidiana con optimismo y amor al mismo tiempo que somete su oficio a una reflexión constante. La forma y la materia de la poesía son esenciales de una obra. El poeta busca la vitalidad en la poesía, las etapas creadoras están consagradas en la búsqueda de la “revolución absoluta”, y revelar una obra lúcida y apasionada, exploración de la vida, la soledad, las desventuras y las travesías, la embriaguez de su alma, los sueños y la muerte.

Gracias y muy buenas tardes

*****

TRILCE

*El lector  tiene todo el derecho de titularlo como mejor le parezca


15 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante.

Anónimo dijo...

:)

Cristina dijo...

Excelente, estoy de acuerdo contigo hay que leer esos buenos escritores que has mencionado y otros tanto para enriquecerse de su maravilloso pensamiento y lenguaje.
La poesía, la que llega ... la que mueve las bisagras del lector, tiene el don de deleitarnos y de ver las cosas con otros colores.
Te dejo un abrazo.


╔═════════════ ஜ۩۞۩ஜ ════════════╗
.•★•.♥ •. Te deseo un hermoso fin de Semana•★•.♥ •.
╚═════════════ ஜ۩۞۩ஜ ════════════╝

Anónimo dijo...

Todo un conocimiento!!!!!!!!!!!

Delia Noriega Rojas dijo...

Ahora me doy cuenta que yo soy un ignorante no conozco casi nada, muy lindo amigo que puedas compartir gracias.

BESOS

TRILCE dijo...

La lectura es la única herramienta de una verdadera LIBERTAD.

TRILCE dijo...

Pues póngase leer y dejen de ser brutos.

Anónimo dijo...

jajajaja

Katerinne Ossa dijo...

xD ya luce en un lugar que se merece estar :)

Anónimo dijo...

Pero que bonito texto gracias amigooo.


Graciela

Anónimo dijo...

Pero que bonito texto gracias amigooo.


Graciela

Anónimo dijo...

Conferencia magistral!!!

Te admiro y te amo poeta.

Andrea

Danna Pérez Valverde dijo...

Es fácil darse cuenta lo culto que es usted poeta, muy sencillo por que hablas con mucha propiedad y tienes criterio para expresar tus ideas.

Mis respetos.

Danis

San José - Costa Rica

Adriana Mestanza Bracho dijo...

Poeta este estudio es maravilloso para todos los que estudiamos literatura, es de mucha ayuda, mil gracias, un conocimiento profundo y extenso. Le comenté a su editora que puede traer siquiera 500 ejemplares de su revista, si falta nos comprometemos con la impresión con nuestra casa editora de la UNAM.

SALUDOS

Rubén Valdez Soria dijo...

Gracias, este artículo es excelente, un conocimiento profundo de la literatura latinoamericana.

Saludos.