2010

"BIENVENIDO A MI BLOG"

28 de abril de 2013

QUO VADIS


"Yo no creo en el destino, para mi el destino no existe, yo creo en lo inevitable pero no en eso que llaman destino, no puede ser que todo lo que hago es un burdo juego al azar"'.


I
*****

Valeria empezó narrar detalladamente la historia que había vivido una semana antes de llegar a la costa, Andrea la escuchaba atentamente e iba grabando en su memoria cada detalle de la historia.

- Yo conocí al poeta, cené con él y por poco terminamos en la misma cama. Sonrío. Valeria se preguntaba si el destino es tan caprichoso o son las personas que buscan satisfacer sus caprichos y hacen lo que sea para lograrlo.

- Voy contarte algo Vale, algo que leí en alguna página y que me gustó mucho, yo me siento la protagonista, siento como si en cada línea de la historia estoy yo. Valeria tenía en sus manos la nueva revista de literatura que se había publicado el día anterior.

- Hablas sobre el contenido de esta revista?

- Cómo es que te llegó eso en tus manos, tan pronto?

Andrea estaba incrédula pero de todas formas ella empezó narrar la historia. Ordenaron margarita, la uruguaya recibía una llamada. Ya lo llamo, colgó el teléfono y se concentró para escuchar lo que le decía su hermana.

(...)

- No sólo tiene un club de lectoras, sino una hermana muy celosa, que no le deja estar con nadie, dice que alguna chica le lastimó mucho y ella tiene miedo que lo vuelvan hacer. Me enamoré Vale, es un hombre muy culto, interesante, educado, habla con una personalidad y soberbia excitantes, conoce el mundo porque viaja mucho y sabe prácticamente de todo y eso le hace encantador, y le suma muchos puntos, no es guapo pero tiene y posee lo que toda mujer quisiera y no hablo de dinero, su mirada, la seguridad en sí mismo, es espontáneo y sabe tratar a una mujer. Puedes pasarte la noche entera conversando con él sin aburrirte y no dejas de reír un instante, es muy diplomático y con una etiqueta que me encanta.

-Andrea.

- Lo sé, es un arrogante.

Andrea solo había conocido a él por internet hace mucho tiempo pero ahora ella estaba narrando su periplo por Colombia; y, ya se había convertido en poeta y profesora de castellano, ahora se sentía capaz de enfrentarse y demostrar que no sólo era una ilusa y romántica que veía volar los cerdos.

- Hay una chica, se llama Abigail y es muy guapa.

- Valeria estaba ebria y abrazó a su hermana, ambas empezaron cantar.

(...)

- Voy contarte con detalles, él estaba muy nervioso, le prometí que le enviaría mi artículo, y seríamos coautores, me hubiera gustado ser la editora, pero Abigail está en ese papel, así que me conformaré con narrarte esta historia. Andrea empezó.


II

*****

Cuando acepté participar en el congreso como ponente, ella estaba convencida de que yo entendía su mundo, lo cual no una era una verdad absoluta. Mi único interés era llamar su atención, el único motivo que me llevó hasta esa ciudad desconocida y una cultura casi desconocida, era una sensación que yo no aceptaba, una sensación que seguía evolucionando de manera sutil y devastadora.

Yo, estaba confuso en mi nuevo universo, no quería cambiar el momento bajo ningún concepto, aunque me viese empujado por una fuerza desconocida.

- Tengo miedo -  me dijo en cuanto me vio -, pero debo aceptar el momento. Tengo que volver a creer.

-Tienes una gran experiencia de vida. Has aprendido con los grandes maestros, con los mejores amigos…

- En primer lugar, no es exactamente así. ¿Qué significa aprender: acumular conocimiento? ¿O transformarlo en nueva experiencia?

Le sugerí que saliésemos esa noche a cenar y beber alguna copa. Aceptó la cena, pero rechazó la copa.

- Respóndeme -  insistió, mirándome fijamente los ojos.

- ¿Aprender es colocar las cosas en la biblioteca o deshacerse de todo lo que no sirve y seguir el camino más sencillo?

Allí estaban los libros que tanto me había costado comprar, leer, subrayar. Allí estaba mi personalidad, mi formación, mis verdaderos maestros.

- ¿Cuántos libros tienes? Más de mil, me imagino. Y, sin embargo, la mayoría de ellos no los vas abrir nunca más. Guardas todo esto porque ya los leíste no crees.

-¿No creo?

….

El que cree en los libros leerá y va descubrir un mundo diferente, a medida que descubre, puede completar los espacios en blanco que dejaron los escritores a propósito, para provocar la imaginación del lector. Y, cuando completas esos espacios, empiezas a creer en tu propia capacidad.

- ¿A cuanta gente le gustaría leer los libros que tienes aquí pero no tienen dinero para comprarlos? Mientras tanto, tú te quedas con esta energía estancada, para impresionar a los amigos que te visitan. O porque no crees que hayas aprendido nada con ellos y vas tener que consultarlos de nuevo. Esto ya es un desafío inmortal – Pensé.

Creí que ella estaba siendo muy dura conmigo. Y eso realmente me fascinaba.

- ¿Crees que no necesito esta biblioteca?

- Creo que tienes que leer, pero no tienes que guardar todo esto. ¿Sería mucho pedir que salgamos ahora, antes de ir al restaurante, repartiésemos la mayoría de ellos entre la gente que nos crucemos en el camino?

- No caben en mi auto, además no llegaríamos a tiempo para cenar. Además, has venido aquí porque te sientes insegura de algo, y no para decirme lo que tengo que hacer con mis libros. Sin ellos me sentiría desnudo, vacío e incompleto.

- Ignorante, quieres decir.

- Inculto, si buscas la palabra correcta.

- Entonces, tu cultura no está en tu corazón, sino en tu biblioteca. Me sentenció.

Ya era suficiente. Cogí el teléfono, reservé la mesa, dije que llegaría al cabo de media hora. Andrea quería huir del asunto que la había llevado: su profunda inseguridad le hacía ponerse a la defensiva, en vez de mirarse a sí misma. Necesitaba un hombre a su lado, y     -- ¿Quién sabe?- si no me estaba tanteando para ver hasta dónde podía llegar YO, usando esos artificios femeninos para descubrir que estaba dispuesto a hacer cualquier cosa por ella.

Cada vez que estaba con ella, mi existencia parecía justificada. ¿Era eso lo que ella quería oír? Pues bien, hablaría con ella durante la cena. Podría hacer cualquier cosa, incluso olvidarme de la mujer de la que estaba enamorado ahora y que estaba muy lejos, pero, por supuesto, no iba repartir mis libros nunca.

Volvimos al tema del congreso en el taxi, aunque en aquel momento yo estaba dispuesto a decir lo que nunca le había dicho: hablar de amor, un tema que para mí era mucho más complicado que hermenéutica, socialismo, filosofía oriental, pintura, arte, música, tradiciones africanas, etc., etc.

- No tienes que preocuparte –  le dije, sintiendo ganas de cogerle la mano -. Todo irá bien. Puedes hablar de poesía, de cómo influye las costumbres de un pueblo en la literatura actual, habla de cosas que tú sabes.

- Si lo hago, nunca descubriré lo que no sé. Cuando esté allí, tengo que dejar que mi mente esté callada, y que mi corazón empiece a hablar. Pero es la primera vez que lo hago, y tengo miedo.

- ¿Te gustaría que fuese contigo?

Ella aceptó al momento. Llegamos al restaurante, pedimos vino y empezamos beber. Yo, porque necesitaba coraje para decir lo que pensaba que estaba sintiendo, aunque me pareciese absurdo amar a alguien a quien no conocía bien. Ella, porque tenía miedo de decir lo que no sabía.

A la segunda copa, me di cuenta de que sus nervios estaban a flor de piel. Intenté coger su mano, pero ella la retiro delicadamente.

- No puedo tener miedo.

- Claro que puedes, Andrea. Muchas veces siento miedo. Y aun así, cuando es necesario, sigo adelante y me enfrento a todo.

Noté que mis nervios también estaban a flor de piel. Llené nuestras copas de nuevo; la mesera venía a cada momento a preguntar por la comida, y yo le decía que ya elegiríamos más tarde.

Hablaba compulsivamente sobre cualquier tema que me viniera a la cabeza. Andrea escuchaba con educación, pero parecía estar lejos, en un universo oscuro, lleno de fantasmas. En un determinado momento me habló de nuevo de su amiga uruguaya, que me ‘’conocía’’ por ella, que era fiel seguidora de mi diario y lectora empedernida de mi blog, que su estudio estaba repleta de recortes de periódicos de las columnas que escribía y las paredes cubiertos de poemas y muchos discos grabados de mis discursos. El vino se quedó sumergido en mi garganta, frente a mí, estaba Alejandra, la muchacha aprendiz de poeta que soportaba todos mis ‘’insultos’’ en alguna fenecida página. Dedícate hacer otra cosa, como aprender hacer pan y no ande pensando que los cerdos tienen alas y el romanticismo va solucionar tu decaído intelecto, y no pretenda que le llame poesía a las triviales notas garabatosas y guturales, y dulzainas que escribes. Me lo hizo recordar con sus puntos y comas.

- ¿Aún piensas que el amor es el arma que vuelve estúpido al ser humano? No podría creer que el destino podría jugar conmigo de esa manera, estaba bebiendo vino con la muchacha que hace seis años atrás me había escrito desde su natal Buenos Aires, un poema diciendo que ‘’así sea en 10 años podré brindar contigo’’ .

-  Salud poeta.

-  Salud Minerva.

-  ¿Alguien te ha enseñado amar alguna vez? – Fue su pregunta del momento.

¿Acaso estaba leyendo mis pensamientos? Yo quise preguntarle lo mismo, quería saber si su auto-promesa poética:  ‘’Mi corazón es tuyo’’ , ‘’mi corazón te pertenece, solo me quedaré con él cuando me vea en tus ojos oh poeta’’, ‘’mi corazón son mis versos que tú miras con desprecio, yo no soy elegante con las palabras como tú con tu pluma’’- ‘’yo no espero el tiempo, no miro el reloj, yo espero tus ojos y tus manos tocándome el pelo/ Oh poeta que escondes tu tristeza en tu coraza de madera, tu arrogancia es visible pero tu alma es noble."

Sus ojos brillaban, no sé si de alegría o porque estaba llorando en silencio y tenía miedo de hacer brotar sus lágrimas.

- En tu blog he visto pasajes muy hermosos, sin dejar esa tristeza y la soledad que te caracteriza, no dejas de ser misterioso, místico y muy humano. ¿Pero le escribes a alguien muy especial? Lo digo porque la mayoría de poemas son como una cadena, son como a un amor muy lejano, un amor no correspondido, hay mucho dolor y soledad. ¿Aprendiste amar? Aprendiste: Crees, dudas, por lo tanto amas.

-Andrea…

Vacilé, pero conseguí distraer su ataque, aunque mi intención era decir algo diferente.

- Tal vez sea hora de pedir la comida ¿Me ayudas elegir por favor?

Me di cuenta que todavía no estaba preparado para hablar de cosas que perturban mi mundo. Llamé a la mesera, le mandé traer la entrada, otra entrada, plato principal, postre, otro postre, y otra botella de vino. Cuanto más tiempo, mejor.

- Estás raro. ¿Es por mi comentario sobre tus libros? O ¿Porqué te pregunté sobre el tema del amor?. Sobre tus libros, puedes hacer lo que quieras, no estoy aquí para cambiar tu mundo.

Yo había pensado en esa historia de cambiar el mundo unos segundos antes.

- Andrea, siempre me dices… mejor, tengo que decirte algo que sucedió en estas últimas 24 horas, desde que te vi ayer en la apertura del congreso. Hablando de libros y otras cosas, cosas que se acumulan y que ocupan espacio. Tal vez tengas razón. Hay algo que deseo darte desde que te escuché hablando de temas sociales en el auditorio. Se hace cada vez más pesado en mi corazón.

- No sé a qué te refieres.

- Claro que lo sabes. Hablo de algo que estoy descubriendo ahora y haciendo todo lo posible para destruirlo antes que se manifieste. Me gustaría que lo recibieses; es lo poco que tengo de mi mismo, pero que no poseo. No es exclusivamente tuyo, porque hay alguien en mi vida, pero me haría feliz si lo aceptases, de todos modos. Cómo dice el poeta Gibran: ‘’Es bueno dar cuando alguien pide, pero es mejor todavía poder dárselo todo al que nada pidió’’. Si no digo todo lo que estoy sintiendo esta noche, seguiré siendo aquél que simplemente es testigo de lo que pasa, no seré el que vive.

Respiré hondo: el vino me había ayudado liberarme. Ella apuró la copa y yo hice lo mismo. La mesera apareció con los platos, haciendo comentarios respecto a la comida. Nosotros dos manteníamos los ojos fijos el uno al otro, como nunca me sentía intimidado, el silencio era aterrador. Yo la imaginaba levantándose de la mesa, hablando de un supuesto novio, o dándome su gratitud pero que más le preocupaba su presentación del día siguiente. y se tenía que ir.

- ¿Hay algo que se pueda guardar? Todo lo que poseemos un día será dado. Los árboles dan su fruto para seguir viviendo, pues guardando es poner fin a sus existencias.

Su voz, aunque baja y un poco pausada por culpa del vino, lo calaba todo a nuestro alrededor, decía muchas cosas sin sonreír. Me parecía estar hablando con una esfinge.

 -Es del mismo poeta que acabas de citar; aprendí muchas cosas, no lo tengo sus libros en el que lo escribió; sus palabras los guardé en mi corazón.

Bebió un poco más. Yo hice lo mismo. Ahora creí inoportuno preguntarle si lo había aceptado o no. Me sentía mejor así.

- Cenemos y degustemos la comida, déjame presumir pero la comida peruana es la mejor del mundo. Ella sonrío.

Hablamos de libros, de biblioteca, de poetas, hablando compulsivamente, arrepentido de haber pedido tantos platos; era yo el que deseaba salir corriendo, porque no sabía cómo seguir llevando la conversación, y porque no era mi estilo aburrir a una mujer, pero me sentía profundamente derrotado.

Al final, me hizo prometer que iría a conocer su casa, donde vivía con su madre, su hermana y un perro, y aquello fue para mí una señal. Ella quería volver a verme, había aceptado lo que yo inconscientemente soñaba con ofrecerle desde el momento que la vi hablando en el auditorio municipal.

- ¿Quieres decirme algo más? Fue su pregunta final antes que abordáramos el taxi rumbo al hotel donde estaba hospedada. En ese momento entraba la llamada de Abigail.

- Es ella. Es tu novia, la peruana que tiene enloquecido, no me llames.

No tuve tiempo de decirle lo que quería decirle, el taxi desapareció raudamente antes mis ojos atónitos, pero ella estaba ebria y eso me tenía preocupado. Decidí seguirla, al llegar al hotel y preguntar por ella, recibí como respuesta que no quería ver a nadie.

- Me voy. No estaré mañana en el auditorio, te deseo suerte y no tengas miedo. Fue mi mensaje de voz. Minerva logró levantar el auricular y me contestó. No puedes hacer eso, es un gran día y sin ti sólo será uno más. Me sentí aliviado pero dentro de mí había algo que me decía que tenía que despedirme y no seguir con esa sensación que me atravesaba todo el cuerpo.

- ¿Adónde pensabas irte? Me comentaste que al Perú no tenías ganas de volver.

- Me voy Canadá.

Una larga pausa de silencio que me mantenía inquieto, pude sentir su tristeza y su desacuerdo.

-¿Por qué no me lo dijiste desde el principio que te marchabas? Tenías que hacer todo este ritual de… para largarte.

- Debo irme Andrea.

- Te vas porque tienes miedo, porque no quieres decirme lo que deseo escuchar.

Era casi las 3 de la madrugada, veía mis libros volando por la costa, Abigail seguía insistiendo con su llamada, necesitaba estar solo, concentrarme, la decisión de mi viaje a Montreal estaba hecha, colgué el teléfono sin decir una palabra y empecé caminar por el asfalto y no precisamente al hotel donde me estaban esperando mis colegas.


III

La imaginación lleva a la abstracción, la abstracción, a la creatividad, la creatividad al arte y el arte a la imaginación.

*****

TRILCE

2013-Ed.ASV-Co. AFR. PC.
Todos Los Derechos Reservados





44 comentarios:

Diana dijo...

Pase por tu blog y me quede mirando muchas cosas, poemas que me gustan mucho y esta historia muy lindo.

Raúl. Páez dijo...

Estilo Unamuno, muy existencialista y lleno de suspenso, la narrativa que busca un espacio y tema lleno de soledad. Búsqueda de algo, con un monólogo interior muy bien oculto y narrador invisible, son estilos que atrapan. Buena prosa Trilce.

Saludos

Anónimo dijo...

Trilce-----------------------------Siempre es un placer leerte.


Dios le BENDIGA.

BESOS -----------------tefys

Leydi Muriel Alfaro dijo...

Me gusta y si me gusta esta historia, la pregunta ¿Alguien te ha enseñado amar? seguro que hay que aprender amar, y encontrarse con esa persona, la cena romantica con vino, una conversacion amena, una despedida?, son temas que me gustan pero la despidida despues de conocerse y exista un sentimiento es como triste.

Para mi que la primera parte es una narradora y la segunda un narrador, bueno siempre hay suspenso como te lei en tu artículo anterior, siempre hay que dejar algo para la imaginacion del lector.

BESOS Y ABRAZOS, CLARO BENDICIONES POETA

Desde Costa Rica.

Lei

Leydi Muriel Alfaro dijo...

Como dice QUOSO VADIS parte I, espero la parte dos y no solo como finaliza tu historia sea la imaginacion.

Blanca Tejada dijo...

Quo Vadis es nombre de una película? bueno creo que va con el tema de la historia, excelente diria yo, estas con narrativa ahora, se extraña los poemas.

SALUDOS

Melissa Santillán Valadez dijo...

...........(0 0)
.---oOO-- (_)-----.
╔═════════════════╗
║ FELIZ DIA LINDA
!..║ HISTORIA
╚═════════════════╝
'----------------------oOO
........|__|__|
.......... || ||
....... ooO Ooo


SALUDOS

Claudia Rodriguez Piedrahita dijo...

Leo y leo y vuelvo leer y no entiendo quien es la que cuenta la historia que brutaa jajaja, pero es interesante, tambien yo me siento la protagonista, suena romantico, dulce y divino, lastima que exista una despedida. Hay promesas que se tiene que cumplir, digo todas las promesas, bonito relato, saludos desde mi tierra y su brillo del mar.

Abrazos poeta.

Alonso PArodi Márquez dijo...

Yo respeto todos las opiniones, claro se dejan llevar por el tema, bueno no voy pedir comentarios desde un punto de vista crítico literario porque se que sería mucho pedir. La técnica narrativa, el estilo y en lenguaje son pulcros, todos se rompen la cabeza para saber quien es el narrador o narradora, parece sencillo pero el narrador es alguien oculto, alguien ficticio, a quien el autor le da vida propia y la potestad de existir. Solo hay un personaje, la de Andrea, Valeria es un complemento narrativo, lean bien, analicen bien cabe..h..s jajaja.

Salud Camarada.

Anónimo dijo...

:P JEJEJE

Anónimo dijo...

Yo solo leo y no pregunte si entiendo.

xD

Yamilé.

Anónimo dijo...

(_)
...............(___)
...............(___)
...............(___)
...............(___)
./\_____/\__/----\__/\_____/\
.\_____\_°_¤ ---- ¤_°_/____/
.............\ __°__ /
..............\_°_/
..............[\_/]
..............[[¤]]
..............[;¤;]
..............[;;¤;;]
.............;[;¤]]\
............;;[;¤]]-\
...........;;;[[o]]--\
..........;;;;[[o]]---\
.........;;;;;[[o]]---
.........;;;;;[[o]]---
..........;;;;[[o]/---/
...........;;;[[o]/---/
............;;[[]/---/
.............;[[/---/
..............[/---/
.............../---/
............../---/]
............./---/]];
............/---/#]];;
...........---[#]];;;
...........---[#]];;;
............\--[#]];;
.............\-[#]];
..............\[#]]
...............\\#//
.................\/


BUEN RELATO TRILCE


T.R.Y

Lore dijo...

Gracias Javier por tu visita, volveré a terminar tu post, y te comentaré. Siempre ando de prisa, como ves.

Un abrazo.

Beatriz Martín dijo...

uufff me atraspaste que historia mas real de lo que la gente piensa en lagunos párrafos me v i en ella, me has dejado uufff amigo genial!!!, un abrazote desde mi brillo del mar

Ericka Flores dijo...

El amor, la soledad, encuentros, despedida. Me encanta esta historia, él estaba dispuesto de hacer lo que sea por ella, incluso olvidar a la mujer que estaba enamorado pero estaba lejos pero ni era capaz de repartir sus libros.

BESOS

David Abanto dijo...

El título y la imagen refleja toda la historia, QUO VADIS, adónde ir? Claro la soledad, el apuro a marcharse sin importar quien está al frente, los libros representan conocimiento, repartirlos sería ayudar, un encuentro y despedida que muestra que el camino que escoge el autor-narrador, es la de huir, de desaparecer.

Saludos

Anónimo dijo...

:) muy lindo.

BENDICIONES

MAYRITA

Cristina dijo...

Un relato que no se encuentra muy lejos de ser real, muy real.
Un placer leerte, te dejo un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Nuavas conquistas xD

Anónimo dijo...

Saludos POETA!!!!


Y.T.R.

Alejandra Fernández dijo...

Las promesas se cumplen y los libros no se regalan sino comparten conocimiento y las historias se escriben y se viven, fue los mas linda experiencia, se espera,huis por no admitir lo que se siente es cobardía? solo es una pregunta. Siempre es un placer.

BESOS

Anónimo dijo...

_$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$
_________$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$
___$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$
_$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$
$$$$______$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$_______$$$$
$$$_______$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$________$$$
$$________$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$________$$$
$$$_____$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$______$$$
$$$____$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$____$$$$
_$$$___$$$_$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$_$$$____$$$
_$$$$___$$$_$$$$$$$$$$$$$$$$$$_$$$$__$$$$
___$$$$__$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$_$$$$$
____$$$$$$$$_$$$$$$$$$$$$$$$$_$$$$$$$$$
______$$$$$$__$$$$$$$$$$$$$$___$$$$$$
_______________$$$$$$$$$$$$
_________________$$$$$$$$
___________________$$$$
___________________$$$$
___________________$$$$
___________________$$$$
_______________$$$$$$$$$$$$
____________$$$$$$$$$$$$$$$$$$
____________$$$$$$$$$$$$$$$$$$
____________$$$____________$$$
____________$$$POETA TRILCE$$$
____________$$$___________$$$
____________$$$$$$$$$$$$$$$$$$
____________$$$$$$$$$$$$$$$$$$
__________$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$
_________$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$

Teffy ReisD dijo...

HERMOSO RELATO!!!!!!!!!!!


YA TENGO MI BLOG :)

Anónimo dijo...

No puedo tener miedo.

- Claro que puedes, Andrea. Muchas veces siento miedo. Y aun así, cuando es necesario, sigo adelante y me enfrento a todo.

ESTA PARTECITA DICE MUCHAS COSAS Y APRENDI, FUE UNA GRAN LECCIÓN

GRACIAS

MICHO

Anónimo dijo...

hablar de amor, un tema que para mí era mucho más complicado que hermenéutica, socialismo, filosofía oriental, pintura, arte, música, tradiciones africanas, etc., etc.


- No tienes que preocuparte – le dije, sintiendo ganas de cogerle la mano -. Todo irá bien. Puedes hablar de poesía, de cómo influye las costumbres de un pueblo en la literatura actual, habla de cosas que tú sabes.


- Si lo hago, nunca descubriré lo que no sé. Cuando esté allí, tengo que dejar que mi mente esté callada, y que mi corazón empiece a hablar. Pero es la primera vez que lo hago, y tengo miedo.


- ¿Te gustaría que fuese contigo?


Ella aceptó al momento. Llegamos al restaurante, pedimos vino y empezamos beber. Yo, porque necesitaba coraje para decir lo que pensaba que estaba sintiendo, aunque me pareciese absurdo amar a alguien a quien no conocía bien. Ella, porque tenía miedo de decir lo que no sabía.


Pao

hermoso

Daniela Ahumada dijo...

Yo estaba confuso en mi nuevo universo, no quería cambiar el momento bajo ningún concepto, aunque me viese empujado por una fuerza desconocida.

- Tengo miedo - me dijo en cuanto me vio -, pero debo aceptar el momento. Tengo que volver a creer.

Daniela Ahumada dijo...

El que cree en los libros leerá y va descubrir un mundo diferente, a medida que descubre, puede completar los espacios en blanco que dejaron los escritores a propósito, para provocar la imaginación del lector. Y, cuando completas esos espacios, empiezas a creer en tu propia capacidad.

Daniela Ahumada dijo...

Cada vez que estaba con ella, mi existencia parecía justificada. ¿Era eso lo que ella quería oír? Pues bien, hablaría con ella durante la cena. Podría hacer cualquier cosa, incluso olvidarme de la mujer de la que estaba enamorado ahora y que estaba muy lejos, pero, por supuesto, no iba repartir mis libros nunca.

Daniela Ahumada dijo...

hablar de amor, un tema que para mí era mucho más complicado que hermenéutica, socialismo, filosofía oriental, pintura, arte, música, tradiciones africanas

Daniela Ahumada dijo...

‘’Mi corazón es tuyo’’ , ‘’mi corazón te pertenece, solo me quedaré con él cuando me vea en tus ojos oh poeta’’, ‘’mi corazón son mis versos que tú miras con desprecio, yo no soy elegante con las palabras como tú con tu pluma’’- ‘’yo no espero el tiempo, no miro el reloj, yo espero tus ojos y tus manos tocándome el pelo/ Oh poeta que escondes tu tristeza en tu coraza de madera, tu arrogancia es visible pero tu alma es noble."

Daniela Ahumada dijo...

‘’Mi corazón es tuyo’’ , ‘’mi corazón te pertenece, solo me quedaré con él cuando me vea en tus ojos oh poeta’’, ‘’mi corazón son mis versos que tú miras con desprecio, yo no soy elegante con las palabras como tú con tu pluma’’- ‘’yo no espero el tiempo, no miro el reloj, yo espero tus ojos y tus manos tocándome el pelo/ Oh poeta que escondes tu tristeza en tu coraza de madera, tu arrogancia es visible pero tu alma es noble."

Daniela Ahumada dijo...

sin dejar esa tristeza y la soledad que te caracteriza, no dejas de ser misterioso, místico y muy humano. ¿Pero le escribes a alguien muy especial? Lo digo porque la mayoría de poemas son como una cadena, son como a un amor muy lejano, un amor no correspondido, hay mucho dolor y soledad. ¿Aprendiste amar?

Daniela Ahumada dijo...

Me di cuenta que todavía no estaba preparado para hablar de cosas que perturban mi mundo.

Daniela Ahumada dijo...

Claro que lo sabes. Hablo de algo que estoy descubriendo ahora y haciendo todo lo posible para destruirlo antes que se manifieste. Me gustaría que lo recibieses; es lo poco que tengo de mi mismo, pero que no poseo. No es exclusivamente tuyo, porque hay alguien en mi vida, pero me haría feliz si lo aceptases

Daniela Ahumada dijo...


-¿Por qué no me lo dijiste desde el principio que te marchabas? Tenías que hacer todo este ritual de… para largarte.



- Te vas porque tienes miedo, porque no quieres decirme lo que deseo escuchar.

Daniela Ahumada dijo...

QUE MARAVILOSA HISTORIA,SI QUE APRENDISTE AMAR POETA,CLARO QUE SI,ESAS LETRAS TE DELATAN, Y HUYES DE ALGO QUE NO DEBES PERO HABRÁN RAZÓN. CIERTAMENTE ES VERDAD, TUS POEMAS ESTAN LLENOS DE DOLOR Y RESENTIMIENTO,MUCHA TRISTEZA, ES FÁCIL POR MAS QUE PUEDAS MAQUILLAR.

DIOS LE BENDIGA DULCE POETA!!!

BESOS

Sergio T. dijo...

El ratón de biblioteca y nerd, enfermo por los libros, claro el inefable, impredecible y arrogante TRILCE5, escribiendo historias de amor y romance, que fue de la filosofía? del materialismo dialéctico? de tus sueños utópicos e ideales trasnochadas de la revolución? De la poesía filantrópica, de humanizar la sociedad, de pensamiento socialistas, acaso oh camarada, alguna muchacha se comió tus ideas? jajaja, estás sensible, romántico, no veo a ese esteta de la poesía pura, del formalismo ruso y la praxis filosófica con metafísica total.

Caramba camarada, dicen las malas lenguas que caminas sin destino, la FEP no estaría orgullosa si es verdad, bueno bohemio, siempre es grato saludarte siquiera por este medio, la "miss" Arequipa Ana María me dio tu link, no podía creerlo.

Espero que haya una respuesta.

SALUDOS DE COMBATE.

Sergio T.

Anónimo dijo...

Pero claroooo es el raton de biblioteca, tienes mucha razon Sergio, jajaja un nerd yo me pregunto donde andaras amiguito de mi corazon??? que lugares estaras , dime si hay mejores lugares que neustro bello PERÚ!!!! BESO Y EXITOS JAVI

YA CREARE MI BLOG

M.Kathya Carcelén.

Lima, Perú.

Alejandra dijo...

Las personas interesntes se van, no se quedan en su tierra o en un solo lugar estancados. Debe ser hermoso esos lugares, los exitos se logran con sacrificio, y hay que dejar nuestra patria y nuestra familia, saludos poeta se marchó pero seguro que volverá.

Buenos Aires

Anónimo dijo...

Cada vez que estaba con ella, mi existencia parecía justificada. ¿Era eso lo que ella quería oír? Pues bien, hablaría con ella durante la cena. Podría hacer cualquier cosa, incluso olvidarme de la mujer de la que estaba enamorado ahora y que estaba muy lejos

Anónimo dijo...

Espero que se haya olvidado de esa mujer que está lejos

Anónimo dijo...

Claro típico los que tienen miedo...... Huir, la primera narra Alejandra y la segunda parte el poeta, buena combinación.

Anónimo dijo...

Veee divino :) y pensar que lo secuestraron :) bonito y divina .

Mayrita

Voy leer mas y mas

Leona de Dios dijo...

''- No sólo tiene un club de lectoras, sino una hermana muy celosa, que no le deja estar con nadie, dice que alguna chica le lastimó mucho y ella tiene miedo que lo vuelvan hacer. Me enamoré Vale, es un hombre muy culto, interesante, educado, habla con una personalidad y soberbia excitantes, conoce el mundo porque viaja mucho y sabe prácticamente de todo y eso le hace encantador, y le suma muchos puntos, no es guapo pero tiene y posee lo que toda mujer quisiera y no hablo de dinero, su mirada, la seguridad en sí mismo, es espontáneo y sabe tratar a una mujer. Puedes pasarte la noche entera conversando con él sin aburrirte y no dejas de reír un instante, es muy diplomático y con una etiqueta que me encanta'' .

Existe una narradora invisible y un autor, creo que la narradora es la misma protagonista.

Conozco al poeta y sus virtudes sencillamente enamoran, atraen más que su pluma.

Ariela Aldana Píriz

Colombia.

PD. Envío besos donde se encuentre el POETA!!!